miércoles, 4 de agosto de 2010

Twitter y la resonancia social

Es un fenómeno ampliamente conocido de la física más clásica la denominada resonancia mecánica. Todo cuerpo físico posee una característica denominada frecuencia natural o de resonancia. Resulta que, cuando un cuerpo es excitado externamente mediante una vibración de frecuencia coincidente con su frecuente natural, se produce una realimentación de la vibración provocando en el cuerpo amplitudes de oscilación muy grandes. Este fenómeno es lo que se denomina resonancia y puede, eventualmente, destruir al cuerpo sometido a la vibración.

Este fenómeno condiciona, por ejemplo, el diseño de los grandes puentes colgantes y es también la explicación de por qué un cantante, emitiendo la nota adecuada, puede llegar a destruir una copa de cristal: simplemente, la nota que emite tiene una frecuencia que coincide con la de resonancia de la copa.

Desde hace un tiempo, básicamente desde que Twitter introdujo el mecanismo de los retweets, observo un fenómeno que, en mi imaginación, se asimila a la resonancia mecánica pero que, por su ámbito, denominaré resonancia social.

En Twitter, como en cualquier otra red social,se establecen contactos con personas que tienen características, intereses o pensamientos más o menos afines. Así, una noticia, una entrada en un blog o un tweet tenderán a interesar a una porción importante de los contactos o followers que conforman la red.

Cuando se emite un tweet, si éste es de interés para la mayor parte de la red, se produce un efecto de amplificación. Un emisor emite el tweet. Algunos de los miembros de la red,a los que interesa, hacen un retweet del mismo, lo que provoca que se enteren nuevos miembros de la red y hagan nuevos retweets... y así sucesivamente. Es como si el tweet original fuese coincidente con una suerte de frecuencia natural de la red social y toda ella entrase en resonancia, amplificando los efectos del tweet original mediante una cadena de retweets.

No he detectado, sin embargo, efectos destructivos, si acaso un poco molestos, en esta resonancia social. La analogía no parece pasar, pues, de la categoría de metáfora.

Un último pensamiento se me viene a la mente con este fenómeno, y tiene que ver con los vuelos de Levy, que ya comentamos en un artículo anterior. Las redes sociales tienden a configurarse a modo de 'clusters' con personas en estrecha relación por motivos geográficos o de intereses, separados por unos vínculos, generalmente más debiles, que 'saltan', mediante el fenómeno de los vuelos de Levy a otro cluster diferente.

Pienso que la resonancia social se produce, básicamente, dentro de un cluster de intereses comunes, más que en toda una red. Cuando se produce la resonancia social si la persona, el nodo, que une dos clusters separados hace un retweet, éste ejecuta, de hecho, una suerte de vuelo de Levy y llega a otro cluster...donde puede entrar en resonancia o no, dependiendo de si ese nuevo cluster está interesado en el tema o, si se prefiere, si el tweet coincide con la frecuencia de resonancia social del nuevo cluster.

Tal vez me exceda en metáforas y analogías, pero tengo la sensación de que, de alguna forma, seguramente no plenamente coincidente con su contrapartida mecánica, este fenómeno de la resonancia social existe y es modelable puede que, incluso, matemáticamente.

¿Quién sabe? A lo mejor estoy esbozando algo que ya algún investigador está analizando, o estoy sugiriendo una línea futura de trabajo que alguien desarrollará alguna vez. Y para que ello sucediese, sería un buen primer paso que este post entrase en resonancia social con mi red de seguidores...