lunes, 5 de diciembre de 2016

Los componentes de Internet de las Cosas

Continuamos con artículos cortos e introductorios sobre Internet de las Cosas, y seguimos basándonos en la misma fuente, el libro 'Internet of Things. Principles and Paradigms' editado por Rajkumat Vuyya y Amir Vahid Dastjerdi.

Todavía en sus primeras páginas, se identifican los componentes fundamentales de IoT:

The building blocks of IoT are sensory devices, remote service invocation, communication networks, and context-aware processing of events.

Una forma muy sencillita de identificar los elementos, aunque yo lo cambiaría ligeramente para,en su lugar, hablar de:

  • Dispositivos inteligentes (sensores y/o actuadores) sin excluir los wearables que involucran a los humanos

  • Red de comunicaciones (fundamentalmente basadas en redes móviles)

  • Aplicación (generalmente en entornos cloud y en los casos más avanzados incluyendo lógicas complejas e inteligencia artificial)

  • Opcionalmente aunque de manera muy conveniente: explotación de datos (en sus casos más avanzados, vía Big Data).

En cualquier caso, y salvo en los casos avanzados, no parece que nos encontremos nada sorprendente, nada realmente tan diferente. Los autores se dan cuenta de ello y matizan:

what IoT tries to picture is a unified network of smart objects and human beings responsible for operating them (if needed), who are capable of universally and ubiquitously communicatingwith each other.

De alguna forma, lo diferente es, por un lado, la generalización de dispositivos inteligentes de todo tipo y de esa interacción de las cosas y, por otro, el hacerlo a través de una red cada vez más unificada. 

Si a esto le añadimos, esto de mi cosecha, el involucrar en las soluciones de Internet de las Cosas el factor inteligencia artificial en la parte de aplicación y el Big Data en la explotación de los datos, las posibilidades, ya se ve, son inmensas...

viernes, 2 de diciembre de 2016

El Séptimo Sentido de Joshua Cooper Ramo

Una es la tesis de 'The seventh sense': que todo el mundo actua está dominado por redes, redes en sentido amplio, no solo la red entendida como Internet, sino redes de de todo tipo: biológicas, de relaciones, de interacciones de poder...

Y una es la propuesta de Joshua Cooper Ramo, su autor: que debemos desarrollar el séptimo sentido, un sentido que nos permite entender cómo funcionan las redes y gestionar y gestionarnos conforme a ello.

Para desarrollar estos dos puntos, el libro de estructura en once capítulos agrupados en tres partes:
  • 'THE NATURE OF OUR AGE' intenta explicar los elementos diferenciales de nuestra época y la necesidad de ese séptimo sentido. Incluye tres capítulos:

    • 'The Masters:' repasa algunos de los cambios fundamentales de nuestra era, los mecanismos de poder y ya insinúa la necesidad del séptimo sentido.
    • 'The age of network power:' explica la importancia de las relaciones y la redes entendidas en sentido amplio.
    • 'War, peace, networks:' habla del poder, de la guerra y la paz y la importancia de las redes en estos campos.


  • 'THE SEVENTH SENSE' se centra en explicar en qué consiste el séptimo sentido y abarca cinco capítulos:

    • 'The jaws of connection:' muestra cómo el poder se comporta en las redes
    • 'Fishnet' en el que se aprende por qué las redes se extienden tan rápidamente.
    • 'Warez dudes' se analizan algunos aspectos acerca de la seguridad en el mundo en red
    • 'The new caste' en que se afirma la emergencia de una nueva casta, aquella que entiende y sabe dominar las redes.
    • 'Mapreduce: the compression of space and time' que explica cómo las redes reducen virtalmente el tiempo y el espacio.


  • 'GATELAND' afirma que el nuevo poder reside en la capacidad de permitir o denegar el acceso a las redes. Se compone de tres capítulos:

    • 'Inside and out' en que habla de ese aspecto clave del poder futuro: la capacidad para permtiir o no la entrada a las redes.
    • 'Hard gatekeeping' habla de cómo, esa capacidad de cerrar puertas a las redes puede utilizarse para la seguridad y el bien común
    • 'Citizens!' se centra en las personas y su relación con tecnologías como la inteligencia artificial que parecen dejarles poco espacio y cómo la solución es ser hacernos más humanos
'The seventh sense' es un libro con ideas interesantes y elementos para la reflexión profunda pero que, para mi gusto, resulta algo fallido a la hora de establecer una teoría clara, una más rigurosa explicación del funcionamiento de las redes y una definición nítida de en qué consiste ese séptimo sentido y cómo desarrollarlo y llevarlo a la práctica. A cambio, el autor se extiende lentamente, un poco como moviéndose en círculos, y alarga el libro innecesariamente sin aportar muchos ideas nuevas y con una en mi opinión excesiva intercalación de historias y ejemplos presuntamente ilustrativos pero que desvían la atención de los conceptos nucleares y del objetivo final.

Joshua Cooper Ramo

(Fuente: Traducción y elaboración propia de material en Wikipedia)

Joshua Cooper Ramo
Nacido el 14 de Diciembre de 1968, Joshua Cooper Ramo es Vice Presidente y co-Consejero Delegado de Kissinger Associates, la firma de consultoría del que fuera secretario de estado norteamericano Henry Kissinger. También es autor de varios libros de no-ficción incluyendo los dos bestsellers según la lista del New York Times 'The age of the unthinkable' y 'The seventh sense'

Ramo creció en Los Ranchos, Nuevo México, en Rio Grande. Comenzó a volar en sus última adolescencia y escribió posteriormente el libro 'No Visible Horizon' sobre sus experiencias como piloto acrobático de competición.

Comenzó su carrera como periodista en Newsweek en 1993 y se unió a la revista Time en 1996 cuando fue contratado por Walter Isaacson. Ramo supervisó las operaciones digitales de la revista y fue responsable de la versión digital además de ocuparse de la tecnología.En 1998 se convirtió en editor extranjero de Time, supervisando toda la cobertura internacional de la revista. Durante su estancia en ella, escribió más de 20 artículos de portada tanto internacionales como domésticos.

Atraído por su interés en la política y asuntos globales, Ramo se trasladó a Pekín en 2002. Trabajó con John L. Thornton, antiguo presidente de Goldman Sachs, en China desde 2003 a 2005, momento en que se unió a Kissinger Associates como director ejecutivo. En 2011, se convirtió en Vice Presidente de Kissinger Associates. En 2015 se convirtió en co-Consejero Delegado.

Con un Mandarín fluido, Ramo actualmente divide su tiempo entre Pekín y New York, donde sirve como consejero de grandes corporaciones e inversores. Adicionalmente, forma parte del Comité de Dirección de Starbucks y Federal Express.

En 2008, Ramo actuó como analista para NBC Sports durante su cobertura de las Olimpiadas de Pekín. Por este trabajo con Bob Costas y Mat Layer durante la ceremonia de apertura compartió los premios Peabody y Emy.

Ramo ha sido miembro del proyecto Leaders 21, del Council on Foreign Relations, “Young Global Leader” y “Global Leader of Tomorrow” del World Economic Forum, "Crown Fellow" del Aspen Institute, y co-fundador del "US-China Young Leaders Forum".

El World Economic Forum nombró a Ramo “One of China’s leading foreign-born scholars”. En 2004 publicó 'The Beijing Consensus' que comparaba el modelo económico y político chino con el occidental recogido en 'Washington Consensus'. En 2007 publicó 'Marca China', un análisis de la imagen internacional de China.

En 2011, Ramo propuso un nuevo modelo de relaciones Estados Unidos-Ciina basado en la teoria de la complejidad y conocido como "co-evolución"

Puedes saber más del autor visitando su página oficial o siguiéndole en Twitter donde se identifica como @jramo.

Ficha técnica:

AÑO: 2016
ISBN: 978-0316285063
PAGINAS: 332

Artículos de este blog relacionados

miércoles, 30 de noviembre de 2016

¿Qué es una 'cosa' en Internet de las ídem?

Internet de las Cosas... sí, pero ¿qué cosas?

La verdad es que esas 'cosas' que se incluyen en Internet de las Cosas son, en realidad, un abanico muy amplio, hasta el punto de que también se habla de 'Internet of Everything', es decir, algo así como el Internet de cualquier cosa, o de todo...

Buscando, no obstante, clarificar un poco el concepto, con una intención a un tiempo pedagógica y conceptual, acudo a la misma fuente que en el artículo anterior, es decir, el libro 'Internet of Things. Principles and Paradigms' editado por Rajkumat Vuyya y Amir Vahid Dastjerdi, y me encuentro:

Although it seems that every object capable of connecting to the Internet will fall into de "Things" category, this notation is used to encompass a more generic set of entities, including smart devices, sensors, human beings, and any other object that is aware of its context and is able to communicate with other entities, making it accesible at any time, anywhere.

Veamos algunos elementos de esta precisión:

  • Capacidad de comunicación: no nos sorprende, al fin y al cabo hablamos de Internet...pero ahí queda el apunte

  • seres humanos: ¿y esto? ¿resulta sorprendente? En el fondo, actualmente los seres humanos se integran en Internet de las cosas a través de 'wearables' que no dejan de ser sensores inteligentes sobre personas. Probablemente podríamos considerar a los seres humanos integrados en Internet de las cosas también por el mero hecho de ser usuarios de Internet, sensores y wearables aparte...

  • Conciencia del entorno: de alguna forma, entiendo, reclama una cierta 'inteligencia' en esas cosas, un saber de alguna forma 'quiénes' son, 'dónde se encuentran' y tener algún tipo de iniciativa (por ejemplo, envío de medidas). Lo cierto es que los sensores más básicos son sólo aproximadamente inteligentes, pero sí es cierto que es esperable un crecimiento de la inteligencia de los elementos conectados y esa cierta autoconciencia que reclaman los autores.

  • Accesibilidad en cualquier momento y lugar: no sé si este factor es tan relevante, aunque en el mundo Internet cada vez más nos movemos en el 'always on'. En cualquier caso, lo consideremos requerido o no, sí es dominante creo esa disponibilidad.



Al final, una 'cosa' no deja de ser un dispositivo con una cierta inteligencia y capacidad de comunicación, teniendo en cuenta que esos dispositivos, muchas veces actúan como una suerte de 'proxy', de representación de otras cosas a las que miden y sobre las que actúan, como es el caso de cuando un wearable representa a un ser humano.

Un sensor de temperatura o humedad con capacidad de comunicarse es una cosa, un frigorífico conectado es una cosa, un coche conectado es una cosa, una persona conectada..., sí, también es una cosa...

¿Queda más claro?

Si no es así, futuros artículos espero que permitan entenderlo mejor...

lunes, 28 de noviembre de 2016

Casi una definición de Internet de las Cosas



No es fácil del todo definir lo que es Internet de las Cosas

Y no lo es porque, en realidad, Internet de las Cosas agrupa y hace interaccionar diferentes tecnologías (dispositivos, movilidad, comunicaciones, cloud computing, Big Data, etc...) para producir una conjunto amplio y creciente de soluciones para todo tipo de sectores.

Me encuentro leyendo 'Internet of Things. Principles and Paradigms', un conjunto de capítulos/artículos de diversos autores y editado por Rajkumar Buyya y Amir Vahid Dastjerdi. Al principio los autores nos dan algo parecido a una definición:

IoT as an emerging paradigm supports integration, transfer, and analytics of data generated by smart devices (eg. sensors). IoT envisions a new world of connected devices and humans...

Aunque no es exactamente una definición (los autores no lo pretenden) sí incluye muchos elementos característicos de Internet de las Cosas:

  • Se trata de un paradigma, más que de una tecnología específica

  • Su punto de partida son dispositivos inteligentes (smart devices)

  • Conecta cosas y humanos

  • Proporciona analítica y explotación de los datos generados

Quizá sólo echo en falta, de forma importante, el que se ve a los dispositivos como meros generadores de datos cuando también son actuadores, elementos activos capaces de realizar acciones. De forma menos relevante, podría echar en falta alguna mención a los servicios y soluciones que se incluyen y a la inteligencia que los coordina.

De todas formas, una idea sí que nos hacemos.

Un poco más abajo, los mismos autores nos dan una observación complementaria:

In majority of the IoT domains such as infrastructure management and healthcare, the major role of IoT is the delivery of highly complex knowledge-based and action-oriented applications in real time.

Esta observación sí cubre las carencias que identificaba más arriba: la mención a soluciones, la actuación y, además, añade el factor tiempo real.


No sé si para un lector que no tenga ningún concepto previo de Internet de las Cosas, ésto es suficiente, pero fusionando ambos párrafos tenemos una buena compilación de las características más importantes de este paradigma.

Seguiremos hablando de él.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Nuestra mayor esperanza



La tecnología a veces nos ilusiona. La vemos como un motor de innovación, de transformación y de progreso.

Pero la tecnología, en otras ocasiones, nos asusta. Nos inquieta a dónde nos puede llevar, nos aterra pensar que en un futuro no tan lejano las máquinas sean más inteligentes que los humanos y que se atrevan a tomar el control.

Y el casi sorprendente renacer de la inteligencia artificial, la consagración del Deep learning, el auge de la robótica o la emergencia del Big Data e Internet de las Cosas parecen confirmar tanto esperanzas como temores.

Comienza a resultar creíble ese eventual 'surpaso' de la humanidad por las máquinas, el advenimiento de la singularidad que predijo Ray Kurzweil.

¿Son los temores fundados? ¿Cómo luchar ante eso? ¿Debemos intentar frenar el progreso? ¿Podemos, siquiera? 

No parece que haya una respuesta clara, ni siquiera una unanimidad en cuanto a la posibilidad de la singularidad o si, en efecto, es peligrosa para la raza humana. Y mucho menos parece estar claro cómo comportarnos ante el avance tecnológico y si temerlo o no.

Al final de su libro 'The Seventh Sense', Joshua Cooper Ramo nos explica, cuál es, para él, la receta, cuál es la esperanza de la humanidad en la carrera contra las máquinas:

Our greatest hope in the race against the totalizing machines and those who control them, our finest insurance for liberty and prosperity instead of madness, is not technology. Our greatest weapon will not be our bombers, our drones, or our financial strenght. It will be our own humanity.

La humanizad, su misma humanidad es la receta de nuestra especie.

Es esperanzador...aunque poco clarificador.

Muchas preguntas me surgen al respecto pero, quizá la primera, la fundamental, tal vez la más desasosegante es: ¿sabemos qué es realmente la humanidad?

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Caridad sostenible: en pos de un emprendimiento social transformador

Es una idea que me ronda por la cabeza desde hace meses, puede que incluso uno o dos años: la caridad sostenible. Así se me ha ocurrido llamarla.

Aunque, realmente, no es exactamente eso, no es exactamente caridad. Quizá fuese mejor denominarla con un término que no me he inventado yo: negocio social. Pero como fuere que no estoy seguro de estar hablando de lo mismo, mantengo por el momento 'mi' término: caridad sostenible.

Básicamente, la caridad sostenible se fundamenta en estas dos ideas que creo fáciles de entender:

  • La acción social o caritativa se debe dirigir con técnicas de gestión empresarial, teniendo en cuenta la eficacia, la eficiencia e, incluso, los beneficios, ya se reinviertan éstos de nuevo en la acción social o se devuelvan a posibles accionistas en forma de dividendo.

  • El dinero y recursos dedicados a esta acción deben estar más orientados hacia el CAPEX (inversión) que hacia el OPEX (gasto) o, lo que en el fondo ésto quiere decir, menos medidas paliativas y más acción transformadora.

Problemas políticos y culturales aparte, creo que una caridad realmente eficaz, una que realmente aspire a cambiar el mundo para mejor y que pretenda que esa nueva realidad más justa y humana se mantenga en el tiempo, debe seguir criterios económicos, por más frío y casi contradictorio que ésto pueda parecer.

De lo contrario, nos encontramos ante un sumidero sin fin de recursos sin resultados realmente reseñables... y eso, simplemente, no se pude sostener...

De momento es un esbozo de idea, mucho más fácil, evidentemente, de definir que de llevar a cabo... pero creo que 'no hay otra'.

Hace unos meses, me preparé una pequeña presentación que intentaba definir un poco la idea. Realmente, y a fuer de sinceros, lo hice como ejercicio...para una clase de Inglés...pero la idea estaba bien explicada, creo. Reproduzco abajo esa presentación:



La presentación no es del todo autoexplicativa pero, tras la introducción hecha más arriba, dejo a la imaginación del lector imaginar el discurso que hay detrás.

Lo que me ha llamado la atención y me ha animado a escribir este post ha sido contemplar hace un par de días la TED Talk que a cargo del gran Michael Porter, el gurú de la estrategia, el inventor de las estrategias competitivas fundamentales, el modelo de las cinco fuerzas o la cadena de valor nos habla, no exactamente de lo mismo...pero sí bastante parecido: de la necesidad y la posibilidad de que las empresas, los negocios, generen beneficio a partir del negocio social.

Esta es la TED Talk a que me refiero en que Porter aboga por dejar que las empresas resuelvan los problemas sociales:



Y, aunque es cierto que Porter no me parece demasiado claro en su propuesta, no dejo de decirme que si nada menos que Michael Porter ha pensado algo parecido a mi idea de caridad sostenible, ésta no no debe ser una ocurrencia tan disparatada y que si, además, tampoco él se explica con demasiada claridad a la hora de definir cómo se lleva a cabo, debe ser que, aunque la idea es prometedora, precisa aún de desarrollo...

Desde luego, si la idea es factible, pocas cosas hay que merezcan más la pena...

lunes, 21 de noviembre de 2016

#macrotweet: ¿Qué quiere decir imposible?

It seems to me that historically 'impossible' has essentially always meant 'I can't figure out how to do it right now.'





Michael Vassari
Citado por Joshua Cooper Ramo en 'The seventh sense'