miércoles, 29 de marzo de 2017

El poder de compartir ideas

Las famosísimas TED Talks tienen que ver con las ideas y con la comunicación. Son un medio de compartir reflexiones, hallazgos, digresiones y, probablemente, constituyen uno de los mejores medios para difundir ideas innovadoras, provocativas o inspiradoras.

Y con ello, posiblemente de una forma inadvertida, porque es muy difícil de medir, estén contribuyendo de forma muy positiva a la creatividad y la innovación en el mundo.

¿Por qué?

Porque el intercambio de ideas, su debate, discusión y análisis es el motor que hace que nazcan nuevas ideas y planteamientos, ideas que, si son buenas y son impulsadas por personas o equipos con constancia y visión, pueden traducirse en innovaciones, en avances y realizaciones tangibles.

Cuando Chris Anderson, líder de TED, en las primeras líneas de su libro 'TED Talks. The official TED guide to public speaking', reflexiona sobre el poder de las ideas nos dice: 


Every meaningful element of human progress has happened only because humans have shared ideas with each other and then collaborated to turn those ideas into reality.


Intercambio de ideas por un lado y colaboración en la consecución de unos fines por otro. Esas parecen ser las recetas para la innovación.

Precisamente en una TED Talk realizada en TED Global 2010, Steven Johnson, en su charla titulada 'Where good ideas come from' explica cómo las grandes ideas no surgen aisladamente sino que nacen de la interacción y suelen tener un cierto, a veces largo, periodo de incubación.


Así que, para ser creativos, hay que tener ideas y compartir y de ahí nacerán nuevas ideas. Y luego, hay que ser capaces de llevarlas a cabo, de innovar, y para ello una herramienta poderosa es la colaboración.

Ya tenemos la receta. Ahora, a los fogones...

lunes, 27 de marzo de 2017

La ciudad hiperconectada

El concepto de Smart City, al menos como yo lo recibí en su momento, surgió algo así como un subproducto, una manifestación o un conjunto de servicios ligados a Internet de las Cosas, es decir a soluciones que implican que diferentes tipos de objetos están dotados de sensores y actuadores y de la capacidad de comunicarse entre sí y con una plataforma central que proporciona coordinación, inteligencia y explotación de datos.

De esta forma, podían surgir en la ciudad una serie de servicios verticales involucrando coches, aparcamientos, elementos de riego, de medidas de calidad del aire, etc lo que implicaba un primer nivel de conectividad de la ciudad.

Sin embargo, la tendencia apunta a una generalización de esa conectividad. Una generalización que se produce en un doble sentido. Por un lado, que más y más objetos son 'sensorizados' e incluídos en esta 'conversación de las cosas'. Por otro lado, que las soluciones, las plataformas, a su vez, se interconectan entre sí, dotando de interoperabilidad a los diferentes servicios y de capacidad de compartir datos. Eventualmente, podemos llegar a una plataforma única y mutiservicio para la ciudad inteligente.



El futuro de la ciudad, de la ciudad inteligente, parece ser el de esta ciudad hiperconectada, donde todas las cosas están dotadas de comunicación y donde existe una plataforma que actúa como inteligencia de este entorno urbano fuertemente conectado. A medida que aumenta la conectividad, aumenta, pues, la inteligencia o, al menos, la capacidad de inteligencia en la ciudad.

Con esta metáfora lo ilustra Marieta del Rivero en su libro 'Smart Cities. Una visión para el ciudadano':

La inteligencia de una persona la define no tanto el número de neuronas que tenga, sino el número de conexiones que exista entre ellas. De igual forma, la inteligencia de la ciudad proviene de su capacidad de relacionar elementos hasta ahora disjuntos y aislados entre sí.

Así que, a medida que incrementamos la sensorización, conectividad e interoperabilidad de elementos de la ciudad y las plataformas que los gestionan, estamos profundizando en la inteligencia de la ciudad.

La ciudad hiperconectada, tiende hacia la ciudad superinteligente.

viernes, 24 de marzo de 2017

El emprendimiento social con Ignacio Álvarez de Mon

En 'Emprendedores sociales' su autor, Ignacio Álvarez de Mon, coach ejecutivo y profesor de comportamiento organizacional de IE Business School, busca darnos una visión de lo que significa el emprendimiento social. Sin embargo, y como corresponde a su formación e intereses, el foco no es tanto la visión económica y empresarial, aunque tampoco se renuncia a ella, sino más bien la visión humana, la de las motivaciones de estos personajes singulares, los emprendedores sociales, así como las dificultades y barreras que deben superar.

Además, y aunque el texto está condimentado con breves consideraciones teóricas, y referencias a libros y autoridades, el enfoque es más práctico y directo, presentándonos los casos de 26 emprendedores sociales reales, de España y Reino Unido, sus historias y sus proyectos. A lo largo del libro, escuchamos la voz de esos 26 emprendedores quienes nos cuentan en primera persona, su experiencia y su visión del emprendimiento social y de tan singular actividad profesional.

No puede evitar el autor su condición de 'coach' y aquí y allá salpica el libro con propuestas de consideraciones, reflexiones y ejercicios individuales para provecho del lector.

El libro, que se abre con un prólogo del Padre Ángel, Fundador y Presidente de la organización Mensajeros de la Paz, se estructura en seis capítulos y una conclusión. Los capítulos son:
  • 'Sentido de misión, del deber y la responsabilidad: cambiar el mundo haciendo el bien' habla del emprendedor como un líder responsable y para el cual su actividad empresarial tiene un sentido y una misión: hacer el bien y ayudar a resolver un problema social.

  • 'Motivación trascendente y empatía: ayudar a las personas, especialmente las desfavorecidas' profundiza en la vocación de ayuda del emprendedor social y en su capacidad de entender las necesidades de otros, unas necesidades que intenta satisfacer a través de su negocio.

  • 'Paradoja y sostenibilidad, Idealistas pragmáticos: lo económico unido a lo social' se centra en la paradoja o dilema fundamental del emprendedor social: el conjugar la necesidad social con la sostenibilidad empresarial, lo humano y lo económico, un difícil equilibro definitorio del emprendedor social y que hace que el autor les denomine 'idealistas pragmáticos'.

  • 'Participación y empoderamiento: contribuyendo al crecimiento de las personas en las organizaciones y en la sociedad' nos habla de las redes de contactos del emprendedor social y de la importancia de la colaboración y la participación.

  • Colaboración e innovación social: creatividad al servicio del bien común. donde nos habla de economía colaborativa y propone modelos de emprendimiento de tipo cooperativa.

  • Educación: sembrando el cambio cultural se centra en un área concreta del emprendimiento social, la que tiene que ver con la educación como motor de la construcción de un nuevo mundo.
'Emprendedores sociales' es un libro de muy fácil y rápida lectura, ameno y en ocasiones emocionante, que nos introduce de lleno en un fenómeno a un tiempo interesante y apasionante, lleno de dificultades y matices y lo hace, sin renunciar a la perspectiva empresarial, ahondando en lo más humano del fenómeno, en las personas y en sus valores.

Ignacio Álvarez de Mon

(Fuente: Instituto de Empresa y ligera elaboración propia)

Ignacio Álvarez de Mon
Especializado en el ámbito de la dirección de personas, Ignacio Álvarez de Mon aglutina una dilatada trayectoria profesional con más de una década en el mundo de la docencia. Doctor en Sociología y Ciencias Políticas, sus áreas de interés son el liderazgo, la motivación, el trabajo en equipo, la gestión del conflicto, el desarrollo de personas y el coaching. Desde 1999 es profesor de Comportamiento Organizacional del Instituto de Empresa y, desde hace dos años, director adjunto del Centro de Liderazgo.

Su experiencia profesional anterior es en el sector bancario, como controller y analista de riesgos en Barclays Bank., y como consultor especializado en la formación y el desarrollo de habilidades directivas.

Autor del libro 'De ti depende' y de numerosos casos, artículos y trabajos de investigación publicados por revistas científicas, el profesor Álvarez de Mon colabora habitualmente con los principales medios españoles y latinoamericanos. Como docente, ha trabajado en las Universidades Antonio de Nebrija, como profesor y director del departamento de economía y administración de empresas, Carlos III y Pontificia de Comillas (ICADE), en Madrid. Además, ha sido profesor visitante del Instituto de Estudios de la Empresa (Uruguay) y del Instituto de Desarrollo Empresarial (Ecuador).

Formación

Licenciado en Derecho por la Universidad Pontificia de Comillas (ICADE), el profesor Álvarez de Mon es MBA por la Universidad de Houston (EEUU).
Doctor en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Pontificia de Salamanca (España)
MBA por Houston University (EEUU)
Licenciado en Derecho por la Universidad Pontificia de Comillas, ICADE

Experiencia Profesional
  • Director Adjunto del Centro de Liderazgo del Instituto de Empresa (2003-actualidad)
  • Director, Área de Dirección de Recursos Humanos y Comportamiento Organizacional, Instituto de Empresa (2006- actualidad)
  • Director del Departamento de Economía y Administración de Empresas de la Universidad Antonio de Nebrija, Madrid (2000-2003)
  • Consultor Senior responsable del área de formación y desarrollo de habilidades directivas del Instituto Empresarial Nebrija (1998-2000)
  • Coordinador del Área de Dirección y Administración de Empresas de la Universidad Antonio de Nebrija (1994-1998)
  • Controller y Analista de Riesgos de Barclays Bank en Madrid y Londres (1991-1993)
Experiencia Docente e Investigadora
  • Profesor de Comportamiento Organizacional del Instituto de Empresa (1999-2004)
  • Profesor Invitado del Instituto de Estudios de la Empresa, Montevideo-Uruguay (1997-2001)
  • Profesor Invitado del Instituto de Desarrollo Empresarial, Quito-Ecuador (1998-1999)
  • Profesor de Administración de Empresas de la Universidad Pontificia de Comillas, ICADE (1998-2001)
  • Profesor de Principios de Organización de la Universidad Carlos III, Madrid (1998-1999)
  • Profesor de la Universidad Antonio de Nebrija (1994-1998)
  • Autor de numerosos casos y artículos de investigación publicados en revistas científicas.
Ficha técnica:

EDITORIAL: LID Editorial
AÑO: 2016
ISBN:  978-84-16894116
PAGINAS: 191

Artículos de este blog relacionados

miércoles, 22 de marzo de 2017

¿Qué es eso de una Smart City?



Smart City es un concepto atractivo e incluso prometedor, pero probablemente algo difuso.

Las primeras veces que oí hablar de Smart Cities siempre era un concepto que aparecía muy ligado a Internet de las Cosas: los coches se comunicaban con puntos que les informaban sobre el estado del aparcamiento o del tráfico y tomaban decisiones inteligentes, o bien una serie de sensores informaban a una inteligencia central de las condiciones del suelo y el ambiente en parques y jardines permitiendo controlar de forma inteligente el riego. Una ciudad inteligente parecía ser aquello que utilizaba intensivamente este tipo de soluciones, ya de por sí muy heterógeneas, y que, preferiblemente, estaba dotada de una plataforma horizontal que hacía que todos estos servicios se interrelacionasen de forma natural.

Con el devenir del tiempo, no mucho tiempo todavía, el concepto de Smart City parece a un tiempo ampliarse y difuminarse y parecen tener cabida todo tipo de soluciones tecnológicas para la ciudad y ganar espacio todo lo que tiene que ver con el medio ambiente y la sostenibilidad.

No espero, realmente, que el concepto se convierta alguna vez en algo riguroso y generalmente aceptado, pero en busca de una posible definición que nos ayude a clarificar el alcance de la idea, me encuentro con la que al principio de su libro 'Smart Cities: Una visión para el ciudadano' propone Marieta del Rivero. Reza así:

Ciudad Inteligente (Smart City) es la visión holística de una ciudad que aplica las TIC para la mejora de la calidad de vida y la accesibilidad de sus habitantes y asegura un desarrollo sostenible.

Vemos que nos habla de TIC, es decir, la tecnología digital está presente, pero la autora no la circunscribe a Internet de las Cosas. El propio desarrollo del libro confirma esta idea: Marieta del Rivero incluye en el concepto de Smart City una visión muy amplia de soluciones técnicas. 

La palabra holística parece remitirnos a esa coordinación, quizá plataforma común, quizá sólo un plan director, que da coherencia al conjunto de soluciones verticales. 

La definición aporta además un fin, unos fines en realidad: la calidad de vida, la accesibilidad y la sostenibilidad. Objetivos todos ellos loables y reconocibles aunque, por ejemplo, se pudiera echar en falta la eficiencia, cuya omisión puede quizá deberse a que la eficiencia es un valor más asociado a la empresa privada que a la administración pública.

Aunque esta propuesta y su discusión no creo que agoten el tema, espero que sirvan al lector para orientarle acerca de lo que, aproximadamente, se entiende por una Smart City.

lunes, 20 de marzo de 2017

Los tres desafíos del emprendedor social

La figura del emprendedor social es curiosa. Ya lo vimos en un post anterior a propósito del difícil equilibro que debe mantener entre lo económico y lo humano

Ahondando en esta misma línea, Ignacio Álvarez de Mon, en su libro 'Emprendedores sociales', nos describe los tres desafíos del emprendedor social, siguiendo los estudios de Paul Tracy de la Universidad de Cambridge y Nelson Phillips del Imperial College Business School.

Los tres desafíos que identifica son: Responsabilidad, equilibrios e identidad.

Responsabilidad

El primero es el de la responsabilidad: el emprendedor social es responsable, en función de la misión social que se ha dado, respecto de sus beneficiarios, aquellos que se benefician en última instancia de su labor.

En realidad, todo empresario o todo directivo tiene una responsabilidad: ante sus accionistas, ante sus empleados, ante sus clientes... en general, ante sus 'stakeholders'. Si hablamos de un emprendedor puede que, según el estado de su empresa, éste abanico de personas o instituciones ante los que es responsable sea más reducido pero a cambio puede fácilmente incluir a su familia o amigos si éstos han por ejemplo apoyado financieramente su iniciativa. Lo diferencial del caso del emprendedor social es que, aunque es cierto que se dice que la sociedad en general es también 'stakeholder' de cualquier empresa, lo cierto es que en el caso de la empresa social ésta  responsabilidad social es parte intrínseca y definitoria, no sólo algo colateral. Además, esa responsabilidad social tiene unas connotaciones éticas y emocionales de las que carecen otro tipo de responsabilidades.


Equilibrios

equilibrios: el emprendedor social ha de atender al mismo tiempo objetivos sociales y comerciales, superando las tensiones propia de esta doble gestión.

Derivada de esa implicación ética y emocional, el equilibrio que debe mantener el emprendedor social entre la acción social propiamente dicha y las exigencias de sostenibilidad económica por otra, es muy complejo, tal y como comentábamos en un post anterior.

Identidad

identidad: cómo incorporar naturalmente en lo que hacen y en lo que son, esa doble alma social y comercial.

Casi corolario de lo anterior, las implicaciones de ese equilibrio son muy personales y afectan a la personalidad y la identidad.

*****

Desde luego, si ya el emprendimiento por sí mismo es ya un desafío, si le añadimos estos tres ingredientes propios del emprendimiento social, esta actividad roza casi lo heróico...

viernes, 17 de marzo de 2017

#DeconstructingWork con Niels Pflaeging: la complejidad y el desafío al management

Niels Pflaeging en acción
Ayer por la tarde, tuve el placer de asistir, invitado por Isabel Fernández Peñuelas de Oracle Ibérica, al evento #DeconstructingWork que tuvo lugar en el Centro de Innovación del BBVA.

El ponente único fue Niels Pflaeging, quien se autodefine como 'Exorcista del management' y 'Diseñador de Transformación' y de quien, debo reconocer, no había oído hablar hasta este momento.

Niels, cuyo estilo y dominio del español parecen desmentir su origen alemán, es un orador chispeante, espontáneo, dialogante y provocativo, como provocativas son también sus ideas sobre organización y gestión.

Intentando resumir su exposición, lo que Pflaeging explica es que el mundo se ha vuelto más complejo. Y aquí es preciso detenerse a explicar la diferencia que Pflaeging entiende existe entre complicado y complejo. Para él, lo complicado es predecible y con el estudio adecuado puede ser comprensible, mientras que lo complejo no, lo complejo no somos capaces de entenderlo en su plenitud y nos genera incertidumbre y sorpresa.

En un recurso oratorio que creo excelente, Pflaeging asimila los conceptos a colores: lo complicado al color azul y lo complejo al rojo... y de hecho, las slides, brillantes en su simplicidad y estilo cuasi-naif, combinan permanentemente estos colores. 

La evolución de la complejidad


Y nos explica cómo, en la era pre-industrial, predominaba lo complejo y un artesano no sabía muy bien en qué iba a consistir su siguiente trabajo. Con la revolución industrial llegamos a la cadena de producción y una gestión de lo complicado, lo azul y predecible. Eso dio lugar a la disciplina del management. Pflaeging afirma que, sin embargo, hoy en día predomina de nuevo lo complejo, lo rojo, lo impredecible.

Y a partir de ahí se embarca en esa exhorcización del management, la crítica a la organización jerárquica y la matricial, y la propuesta de unas organizaciones sin verdaderas jerarquías y en la afirmación, en mi opinión algo exagerada e irreal, de la inutilidad de todas las herramientas del management, desde el plan estratégico, pasando por los incentivos o la evaluación del desempeño o la dirección de proyectos.

Sobre modelos organizativos
Pflaeging es un orador brillante, un gran comunicador y un pensador sugerente y provocador. En cuanto a sus ideas, me resultaron muy cercanas en su primera parte, el análisis de lo complejo y herramientas para la gestión de la complejidad y la innovación. Pero empezaron a resultarme algo ajenas y basante discutibles a medida que el discurso se radicalizaba y no me convenció su enmienda a la totalidad a las técnicas del management, una enmienda tan radical que, aunque en casos específicos puedo compartir, creo en conjunto alejada de una gestión real, en empresas reales, con necesidades reales de resultados. Quizá por mi aprecio a esta disciplina, me pareció especialmente poco acertada la crítica a la dirección de proyectos.

La exhorcización de las técnicas de management


El evento estuvo condimentado por dos demostraciones muy interesantes

Demo IoT por Oracle
La primera sobre Internet de las Cosas a cargo de Oracle Ibérica donde unos cochecitos parecidos a un Scalextric (no recuerdo la marca real) y un dron simulaban una situación de coches conectados, con un accidente atendido por el dron. Los cochecitos y el dron, aparte de comunicar entre si y con unas luces que representaban su estado, también comunicaban con aplicaciones de la Suite de Oracle alojadas en su nube.

Demo Industria 4.0 por Zerintia
La otra sobre Industria 4.0 y realidad aumentada, realizada por la empresa Zerintia donde utilizando dos tipos de gafas, una de ellas las famosas Hololens, realizaron una demostración práctica de una solución para asistencia remota a un técnico industrial, técnico que podía ser guiado en remoto, manejar menús, ver instrucciones y documentos explicativos de las acciones y, lo más bonito, un modelo tridimensional de una turbina.

Todo el evento, tanto la charla como las demos, fueron muy interesantes y toda la organización y atención a los asistentes fue excelente.

Mi agradecimiento a Isabel Fernández Peñuelas y a Oracle Ibérica por la organización del evento y por la invitación.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Visión, reflexión y escucha



Es reconfortante cuando oyes en palabras de otros, unos 'otros' a los que además concedes cierta autoridad, tus propias ideas.

Tal vez se trate de un sesgo cognitivo, tal vez el sesgo de confirmación...pero es reconfortante.

Me he encontrado, por segunda vez, esa confirmación leyendo el libro 'Emprendedores sociales' de Ignacio Álvarez de Mon

Una confirmación que hace referencia a la necesidad de reflexión por parte del líder, el evitar las decisiones precipitadas y sin análisis salvo que, por motivos excepcionales, sean absolutamente inevitables. Una confirmación que encontraba por primera vez en el prólogo del libro a cargo de Santiago Íñíguez y que ya traté en el post 'El tempo y la calidad e la decisión ejecutiva'.

La segunda confirmación viene ahora en labios de una emprendedora social, en este caso Belinda Bell de Foundation East. Cuando ésta se detiene a destacar dos capacidades importantes nos destaca lo siguiente:

una clara visión de lo que uno quiere conseguir y la habilidad para aprender, escuchar, enterarte de cuál es el problema, en lugar de saltar inmediatamente a la posible solución.

Esta segunda confirmación no sólo introduce la reflexión y el 'tempo' de la misma, sino una forma muy efectiva y elegante de mejorarla: la escucha real y activa de colaboradores o personas cercanas. Y, mejor aún, la visión, una visión que, por una parte se trata de objetivos pero, añado yo, también debe tratarse de estrategia.

No puedo estar más de acuerdo.

Visión, reflexión y escucha.

A lo mejor el que estas cualidades me hayan llamado la atención en el libro, se trata de un sesgo cognitivo.

O a lo mejor es que, simplemente, son cualidades que echo de menos...