miércoles, 23 de diciembre de 2015

Tres formas de diferenciación basadas en capacidades digitales

Que las tecnologías digitales están cambiando todo el ecosistema de los negocios es indudable.

La antigua promesa de finales del Siglo XX, 'La nueva economía' es ahora una realidad patente. Nos costó el pinchazo de una presunta burbuja... pero al final se ha hecho realidad.

Las tecnologías digitales cambian nuestra forma de relación y nuestra forma de hacer negocios.

Ahora bien, ¿cómo puede aprovechar una compañía las nuevas tecnologías digitales, para diferenciarse, para ganar ventaja competitiva?

Evidentemente, formas concretas existen muchísimas, pero en su libro 'Leading digital', George Westerman, Didier Bonet y Andrew McAfee nos ofrecen tres grandes categorías que nos pueden ayudar a entender y orientar las tecnologías digitales en nuestro negocio.

Son estas:
  • Experiencia de cliente
  • Procesos operativos
  • Modelos de negocio
Algo nos deberemos extender seguramente en cada uno de ellos en otros artículos, pero los titulares dan ya una buena idea, y una orientación sencilla y clara de hacia dónde apuntan los usos estratégicos de lo digital en la empresa.

¿Empezamos la transformación?