lunes, 1 de diciembre de 2014

Jugar para ganar productividad

Falta de productividad...

Un cáncer que asola muchos trabajos de oficina (bueno, probablemente no sólo de oficina) y algunas de cuyas manifestaciones más típicas son las innumerables e inacabables reuniones sin objeto ni conclusión, o la invasión multimedia de nuestro tiempo fundamentalmente en forma de correos electrónicos y llamadas telefónicas con una cada vez mayor y desagradable presencia también del whatsapp.

Muchas pueden ser las explicaciones, pero algunas las podríamos encontrar en la incapacidad para organizar correctamente las reuniones o, más aún, en la incapacidad para conducir a resultados dichas reuniones, especialmente cuando hablamos de tareas creativas u opinables.

Luke Hohman, conocido por su libro 'Innovation games' en el prólogo a otro libro, 'Gamestorming', describe de esta forma la situación:

Although the loss of productivity caused by these kinds of mistakes is considerable, these mistakes result in more than that. They generate frutration among the team as work must be redone. They result in inncessary meetings, because once mistakes are realized, yet another meeting must be called to figure out what to do. The mistakes clog up our email inboxes, because instead of being comfortable in knowing whom I must email about what, I instead just CC: or even more insidiously, bcc; everyone.


Entonces, el papel moderador, las habilidades de dirigir la reunión, de elicitar ideas y requisitos, y de gestionar la dinámica de forma que se obtengan conclusiones es capital.

Una reunión bien conducida obtiene conclusiones, establece consensos y define planes de acción. Más aún, una reunión bien gestionada evita muchas otras reuniones y comunicaciones cruzadas.

Existen muchas técnicas de gestión de reuniones y de elicitación, pero gozan de creciente predicamento las técnicas basadas en juegos, la conducción lúdica de un grupo humano a la obtención de ideas y conclusiones sobre las mismas.

Sorprendentemente, los juegos, quizá por su capacidad para obtener y fijar nuestra atención e interés, cuando son utilizados sabiamente pueden ser unas técnicas muy eficaces para la realización de reuniones productivas, interesantes y, sobre todo, concluyentes.

Vale la pena entonces explorar este campo ¿no?

Eso es lo que vamos a hacer en siguientes posts basados en reflexiones y comentarios sobre el libro 'Gamestorming' de Dave Gray, Sunni Brown y James Macanufo.

Será divertido... al fin y al cabo, se jugar se trata...