viernes, 19 de diciembre de 2014

¿Qué hace a los juegos diferentes?

La gamificación, el uso de dinámicas propias de los juegos para 'asuntos serios', está en boga.

Los juegos son una forma atractiva de conseguir información, de implicar a clientes, de educar, y de muchas otras cosas...

Ahora bien ¿qué es lo que hace a los juegos tan atractivos? ¿Qué los convierte en una alternativa ventajosa? ¿Qué es lo que los caracteriza?

En el libro 'Gamestorming' se identifican cinco factores que los caracterizan:
  • Espacio propio: En un juego nos movemos en un espacio diferente al de la vida real y las reglas de esa vida real se suspenden temporalmente y se sustituyen por las reglas del juego. Es como un mundo alternativo. Esto crea un entorno seguro donde se pueden tomar acciones más arriesgadas, incómodas o incluso groseras.

  • Fronteras: Un juego está limitado en el espacio y el tiempo.

  • Reglas para la interacción: el juego tiene sus propias reglas, como hemos dicho, diferentes de las del mundo real.

  • Artefactos: La mayoría de los juegos emplean artefactos físicos que de alguna forma representan información sobre el juego, ya sea por sí mismos o por su posición.

  • Objetivo: Los jugadores tienen alguna forma de saber cuándo el juego se ha acabado, un estado que están deseando alcanzar.
¿Justifica estos cinco factores su atractivo?

Al menos justifican su especificidad, su naturaleza diferencial. Y si nos resultan atractivos, algo tendrá que ver la atracción con estas características...