miércoles, 27 de noviembre de 2013

Introvertidos analógicos y extrovertidos digitales

El tema seguramente da para mucho, mucho más...pero no quisiera dejar de hacer una primera mención.

Ríos de tinta (o de bits) corren al respecto de cómo se manifiesta el carácter de las personas en Internet y medios sociales o, incluso, cómo Internet moldea nuestra personalidad o, aún más allá, nuestro cerebro (recordar al respecto el libro 'Superficiales' de Nicholas Carr).

En esa línea, desde antiguo, si es que en lo digital algo es realmente antiguo, existe el tópico que asocia a personas introvertidas el dedicar mucho tiempo a Internet. En mi opinión, no basada en datos sino en percepciones, aunque en algún momento algo puede haber habido de eso, hoy día con la generalización de Internet, con la explosión de la movilidad y con la eclosión de los social media, asociar de forma generalizada la introversión a Internet me parece bastante arriesgado o quizá sólo simplista.

No obstante lo anterior sí creo pueden Internet y los medios sociales servir como ayudas a colectivos emocionalmente o psicológicamente aislados, como pueden ser las personas mayores o... si, las personas introvertidas.

En su libro 'The end of business as usual' Brian Solis menciona brevemente la cuestión y parece pensar que Internet es, en efecto, una forma de proporcionar autoconfianza a los introvertidos. Esto es lo que nos dice:

Online interactions instills a sense of confidence with every action, reaction, Like, follow, request, and share we earn. In a sense, we move one step away from online introvert and one step closer toward becoming digital extroverts. With each update we publish, we're validated and motivated.

Me parece bastante plausible esa evolución para algunos colectivos del introvertido analógico al extrovertido digital.

Lo que me pregunto, lo que realmente sería profundamente transformador a nivel social y humano es si ese recién estrenado extrovertido digital es capaz de evolucionar también a extrovertido analógico.

Probablemente Susan Cain, con su defensa del valor y el poder de los introvertidos  no consideraría necesariamente deseable esa última evolución de extrovertido digital a extrovertido analógico, tal vez ni siquiera considere deseable la evolución de introvertido analógico a extrovertido digital...pero muchas personas sí podrían aspirar a ello, tal vez confundiendo introversión con timidez.

En fin, que en efecto, el tema daría para mucho más...