viernes, 24 de diciembre de 2010

La autenticidad como fundamento de la marca personal

Quizá sea una buen día éste de Nochebuena, para publicar un artículo que habla de valores y, en concreto, de autenticidad, de honestidad. En este caso, en relación con el concepto de marca personal.

A lo largo de su libro 'Marca personal. Cómo convertirse en la opción preferente.', Andrés Pérez Ortega insiste repetidamente en el valor y la importancia de la autenticidad, la introspección y el autodescubrimiento como basamento fundamental para la construcción de una marca personal.

Así, cita a Jan Marie Dore, asesora de marcas, quien asegura que "Crear una marca propia se refiere a 'determinar quién eres en lo más profundo de ti mismo en lugar de inventar una marca con la que te gustaría ser percibido'. Según sostiene Jan Marie Dore, la marca personal de uno mismo emerge de la búsqueda de identidad y significado, como resultado de lo cual viene una conciencia de las habilidades y fortalezas personales."

Una consecuencia de esta concepción es la honestidad y la autenticidad, tanto con uno mismo como con los demás. Se trata de potenciar una imagen y unos valores reales, no una ficción. Así lo remacha Andrés Pérez Ortega en otro punto del libro:

"Una marca se construye basándose en lo que uno realmente es, no en quien piensas que la gente pueda querer que seas."

Y, precisamente debido a esa autenticidad, a ese reflejo de lo que uno realmente es, un desarrollo de marca personal implica un ejercicio de introspección, de autoexamen, de autodescubrimiento, de autoanálisis. En ese sentido, Andrés Pérez afirma:

"La marca personal no es algo que construímos, diseñamos o creamos sino, más bien, algo que descubrimos.

Tal vez, y como el propio autor señala, la construcción de una marca personal pueda utilizar técnicas y conceptos propios del coaching, donde el autoconocimiento y el autoexamen es fundamental. Sea como fuere, ya sea como marca, o como mero desarrollo personal, parece que todo nace del interior, del autoconocimiento y de la honestidad con uno mismo y desde ahí se construye, desde ahí se proyecta hacia los demás.