sábado, 5 de junio de 2010

Moore. Tercer ley de la tecnología

Cuando leía el libro 'Todo va a cambiar' del profesor Enrique Dans descubrí dos leyes de la tecnología:
  • la tercera ley de Clake que nos dice que "cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia"
  • la ley de Groove que nos indica que "La tecnología siempre gana. Puedes retrasar la tecnología mediante interferencias legales, pero siempre fluye alrededor de las interferencias legales"
Repasando ahora el libro 'El gran conector' de Nicholas Carr veo un enunciado diferente, y mucho menos inspirador, de la ley de Grove, que ahora dice que "el ancho de banda de las telecomunicaciones sólo se dobla cada siglo". No parece que esta ley se esté cumpliendo hoy día y no entiendo muy bien cómo casa este enunciado con el primero que vimos y con el discurso que nos hace aparecer la tecnología como todopoderosa e invencible.

Pero además de lo anterior, me anoto una nueva ley de la tecnología, la tercera, enunciada en 1965 y debida a un ingeniero de Intel llamado Gordon Moore. Según Moore:

"La potencia de los microprocesadores se duplica cada año o dos"

No tengo datos para comprobar durante cuánto tiempo se ha cumplido esta ley...y si sigue cumpliéndose. Tengo claro que llegará el día en que no se cumplirá, por mera saturación de la tecnología, por llegar a su límite...o porque será sustituida por otra o dejará de ser económicamente rentable el esfuerzo de I+D necesario para sostener el cumplimiento de la ley.

En cualquier caso, es una ley empírica que demuestra los enormes avances en el campo de la microelectrónica y demás tecnologías asociadas al desarrollo de microprocesadores que se han producido en las últimas décadas.

Muy interesantes e inspiradoras, sea como fuere, estas leyes de la tecnología que voy encontrando a través de diversas lecturas.

¿Qué otras leyes sobre la innovación y el desarrolo de la tecnología me quedan por descubrir?