lunes, 21 de junio de 2010

Razones de la aportación y colaboración 2.0

¿Alguna vez os habéis preguntado qué impulsa a tantas y tantas personas a ofrecer contenidos gratuitos en los blogs, a participar de forma anónima en la Wikipedia, a desarrollar SW libre, a publicar presentaciones vía Slideshare o proporcionar valiosos consejos y referencias en foros y redes sociales?

¿Por qué ofrecer y compartir nuestro trabajo y creatividad de forma altruista y gratuita?

Espero obtener más ideas respecto a la gratuidad a través del último (¿penúltimo?) libro de Chris Anderson, pero, de momento, Nicholas Carr nos ofrece una interpretación, la más simple, las más inspiradora: lo hacemos, simplemente, porque nos gusta. Ni más, ni menos. Así lo explica:

"... la principal razón de que la gente contribuya a estos sitios no es diferente de la que existe para que se dediqueen a un hobby o regalen su tiempo a obras benéficas: porque les gusta hacerlo. Les produce una gran satisfacción. La creación es algo que a la gente le gusta de modo natural, mostrar sus creaciones a los demás, hablar sobre sí mismos y sus familias, o formar parte de proyectos comunitarios. En internet no es distinto."

"La descarga de vídeos, la publicación de blogs, la eliminación del código de fuente abierta, la edición de entradas en la Wikipedia, constituyen simplemente nuevas formas de pasatiempo o de obras benéficas que la gente siempre ha realizado además de su trabajo pagado."

Desde luego, es cierto. Ese es un motivo. Quizá el más potente. Quizá el más bello e inspirador.

Aún así, creo que detrás de ese 'querer' se ocultan muchas motivaciones psicológicamente diversas: desde las más intrínsecamente altruistas hasta las más cercanas al alimento del ego. No sé en qué punto de su pirámide lo situaría Abraham Maslow.Puede que, según el individuo, en ese querer intervengan motivaciones de naturalezas diversas que se puedan situar desde la capa de afiliación hasta la de autorrealización, pasando por la de reconocimiento.

¿Y no hay otras motivaciones, probablemente legítimas, pero menos altruistas? ¿Qué tal la aportación como una forma de construir la marca personal? ¿ O como, lo que es casi lo mismo, una forma de marketing? ¿Y como una necesidad percibida de estar presente en la red, como la única manera de realmente 'estar', de ser alguien?

La explicación de Carr es buena...pero creo que hay mucho más que explorar y descubrir.