martes, 3 de julio de 2018

El callado éxito del blog 'A un CLIC de las TIC': tan fácil y tan difícil


¡Y, por fin, el blog A un CLIC de las TIC recibió el premio que merecía!

¡Por fin obtuvo el reconocimiento público al que, con humildad, talento y tesón, tanto se ha hecho acreedor desde hace años!

¿Que a qué me refiero?

Bueno, me gustaría que conocieses el blog A un CLIC de las TIC, tanto porque vale la pena en sí mismo como porque tengo el placer de colaborar en él (y consignarlo aquí, en Blue Chip) desde 2011. De todas formas, para los despistados, cuento que A un CLIC de las TIC es un blog de Telefónica, surgido en 2010 en la unidad de Grandes Clientes y que, aunque es bastante multidisciplinar, habla sobre todo de tecnología y de innovación. En él tienen cabida el Cloud Computing, la Inteligencia Artificial, Blockchain, Internet de las Cosas, eHealth, el puesto de trabajo digital y mucho más, todo lo que resulta relevante desde el punto de vista de la sociedad y el negocio digitales.

Seguramente, hasta aquí no os haya impresionado. Con suerte os haya interesado, pero no impresionado. Tal vez os parezca que, con los medios de Telefónica, hacer un blog como ese sea tarea fácil.

Esperad. 

A lo mejor os sorprenda saber que el presupuesto de este blog es bajo, bajísimo, nada de lo que os podáis imaginar en una empresa del tamaño de Telefónica... pero es que no es necesario.

Acaso os cambie el paso, también, saber que los autores son (o han sido) todos empleados de Telefónica. Nada de agencias externas, nada de expertos de fuera, nada de consultoras, nada de fabricantes o Universidades. Empleados de Telefónica. Nada más que empleados de Telefónica. Y nada menos. 

Tal vez os cueste creer que esos autores colaboran voluntariamente en el blog, sólo por el deseo de hacerlo, sin recibir nada material a cambio, nada, sólo por la satisfacción de contribuir, por la de hacer algo que les gusta o... por la motivación que cada uno pueda traer consigo.

Por motivación personal, tampoco por una orden. Por decisión individual del autor. Absolutamente individual. 

Y sin ninguna condición previa, salvo las ganas de participar y el llevar los colores de Telefónica. Desde un becario a un director. Sin censura, directamente del autor al público con sólo mínimos retoques estilísticos o para ajustar el SEO.

Y con ese planteamiento son ya más de ochenta los autores que han contribuido. Y con esos medios, desde hace ocho años, a un ritmo de un post diario y con audiencia siempre creciente. Y no tenéis más que acercaros a leerlo para juzgar sobre la calidad y actualidad de sus contenidos.

¿Seguís pensando que es fácil? ¿Alguien conoce otro blog corporativo que funcione de esta forma? Yo no.

Creo que, realmente, lo conseguido por A un CLIC de las TIC es diferencial y enormemente meritorio. Hace unas semanas publicaba, precisamente en A un CLIC de las TIC, un artículo sobre la transformación digital de las telco y de Telefónica. Y me doy cuenta ahora de que hablé poco de la transformación cultural ligada a lo digital y que dejé de mencionar el ejemplo más cercano de transformación cultural que tenía a mano: el blog A un CLIC de las TIC. Porque desde hace ocho años A un CLIC de las TIC es, no sólo un referente en tecnología e innovación, sino una prueba viviente de una transformación cultural que pone en práctica valores tan digitales como la transparencia, la colaboración o la marca personal al servicio de la empresa.

Tal vez, el secreto del éxito de A un CLIC de las TIC, aparte del indudable talento y conocimiento que atesora la plantilla de Telefónica, es que el equipo que lo gestiona, un equipo del que menciono (espero no olvidarme a nadie) a Mercedes Nuñez, Carmen Ruano, Elena Ormaechea, Pilar Calonge y Emilia Gómez Valadés, es precisamente que sus gestores, gestoras en este caso, se lo ponen muy, muy fácil a los autores. Siempre oteando nuevos talentos. Siempre invitando suavemente a la participación. Siempre con una sonrisa. Siempre con sugerencias de nuevos temas o nuevos eventos interesantes. Y creando siempre un ambiente de innovación y visión de futuro, que se cristaliza, por ejemplo, en los debates e ideas que se plasman en los comités editoriales. 

Lo han hecho tan fácil que los autores sólo nos damos cuenta de lo bien que lo pasamos y no del trabajo que nos puede costar.

Tal vez, incluso, lo han hecho tan fácil, que casi nos han hecho olvidarnos realmente de lo difícil que es conseguir esa colaboración alegre, voluntaria, abundante y constante de los colegas. Tal vez, lo han hecho tan fácil, que también a la propia Telefónica se le había olvidado hasta le fecha lo que este grupo de sus empleados, animados por el equipo gestor del blog, habían aportado, por decisión propia, a la marca y posicionamiento de la compañía y a su cambio cultural.

Pero, por fin, se han acordado. Por fin, como decía al principio, A un CLIC de las TIC ha recibido el reconocimiento que merecía. Y así, la semana pasada, el Presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, llevó a cabo un acto de reconocimiento al blog y sus participantes en el auditorio de Distrito T.

A eso me refería al principio.

Así de sencillo.

Así de fácil.

Así de  difícil.