miércoles, 15 de febrero de 2012

¿Una innovación más social?

Parece que hoy día lo social lo invade todo.Son sociales, claro, nuestras relaciones, pero potenciadas por la 'sociabilidad digital' que Internet nos ofrece y de forma más globalizada, trascendiendo fronteras y distancias por mor también de la red de redes.

Social es cada vez más el liderazgo, un nuevo liderazgo en que la capacidad de relación y motivación pasan a ser factores capitales y un nuevo liderazgo en el que espero poder profundizar en el futuro.

Y, por lo que se ve, social pasa a ser también la innovación, al menos la innovación abierta tal y como nos la describe y propone Henry Chesbrough en su libro 'Open Innovation'.

En efecto, la innovación abierta supone, en cierto sentido, una innovación interactiva y social entre la empresa y su contexto. Y, en ese escenario, la función de la innovación y la investigación corporativas cambian parcialmente su papel pasando de ser meras generadoras de conocimiento a ser realmente un corredor de conocimiento. Una función redefinida en que, en efecto, las relaciones, los intercambios, bien que más entre organizaciones que entre personas, son los protagonistas.


Así lo expresa el autor:

"Open Innovaton thinking changes the role of the research function. It expands the role of internal researchers to include not just knowledge generation, but also knowledge brokering. Previously, researchers simply added to the knowledge sitting in the silos. Today, they are also charged with moving knowledge into and out of the silos.In this new role, knowledge located from the outside may be just as useful as knowledge created from within - and it should be similarly rewarded."

Una investigación y una innovación, pues, más interactivas, más sociales, más en red.