lunes, 13 de febrero de 2012

El papel del capital riesgo en entornos de innovación abierta

Uno de los peligros que acechan a la actividad de Investigación y Desarrollo e, incluso, al marketing de producto, es la lejanía del mercado, el investigar, definir, diseñar y lanzar productos que no gozan de ninguna evidencia acerca de su posible éxito en el mercado.

A pesar de los esfuerzos para evitar esa lejanía y de la utilización de técnicas como los estudios de mercado, el peligro siempre se encuentra latente.

El capital riesgo es una de las palancas que Henry Chesbrough identifica como promotoras de un nuevo paradigma de innovación, al que ha bautizado como innovación abierta. En efecto, al existir esta vía de financiación, los emprendedores o los investigadores no precisan del apoyo financiero de una gran compañía en que desempeñen su trabajo, sino que pueden acudir directamente al mercado de capital.

Sin embargo, tanto para la sociedad y el mercado en su conjunto, como para las grandes empresas que sepan adaptarse inteligentemnte al entorno de la innovación abierta, el capital riesgo ofrece un nuevo e importante papel: el de laboratorio de mercado.

Tal y como nos explica Chesbrough en su libro 'Open Innovation' las startups, típicamente financiadas a través de capital riesgo, actúan como un mecanismo controlado para probar qué tal funcionan nuevas tecnologías, nuevos productos o nuevos modelos de negocio en el mercado...en el mercado real. Las startups y el capital riesgo que las apoya, actúan a modo de laboratorio, experimentando con esas tecnologías y productos y verificando si son exitosos o o no.

El primer caso, el éxito, conllevaría una posterior adopción masiva de la tecnología, producto o modelo de negocio.

Así lo expresa el autor:

"These start-up function as a series of small laboratories that can guide the technological strategies and the market directions of large firms. Open Innovation regard companies financied by Venture Capital as pilot fish for potential market opportunities, because these start-up firms are selling real products to real customers , who pay with real money. These pilot fish provide the most valid, most useful market research on future technologies and future market opportunities that money can buy."

Un importantísimo papel, sin duda, y quizá especialmente necesario en estos tiempos en que tan necesitados estamos de nuevas ideas y de nuevos emprendedores para revitalizar nuestra maltrecha economía.