lunes, 21 de mayo de 2018

Cuatro motivos por los que los negocios de plataforma son disruptivos


Las plataformas son uno de los modelos de negocio más modernos, más digitales y que más disrupción están provocando en muchos mercados.

¿Por qué?

Geoffrey G. Parker, Marshall Van Alstyne y Sangeet Paul Choudary en su libro 'Platform revolution' nos dan cuatro motivos por los que las plataformas baten a los negocios tradicionales.

Antes de ver los motivos, un par de apuntes sobre 'nomenclatura'.

En primer lugar, los autores denominan a los negocios tradicionales 'tuberías (pipelines)'. ¿Por qué? Pues porque, comparados con las plataformas, los negocios tradicionales siguen un esquema paso a paso para la creación y transferencia de valor estando los productores en un extremo y los consumidores en otro.

Además, los autores afirman que esos negocios tradicionales introducen puntos de control para gestionar el flujo de valor desde los productores hasta los consumidores Por ejemplo, en el mercado editorial, las editoriales establecen controles para decidir qué libros se publican y cuáles no. A esos controles les llaman 'guardianes (gatekeepers)'.

Visto esto ¿cuáles son los cuatro motivos principales por los que los autores entienden que las plataformas están desbancando a muchos negocios tradicionales, a las famosas tuberías?

  • Escalabilidad: las plataformas escalan más rápido que las tuberías porque eliminan esos guardianes que, en general, son ineficientes. Así, y volviendo al mundo editorial, en plataformas como Amazon cualquiera puede publicar su libro sin que exista ninguna censura o revisión previa, sin que exista, por tanto, ningún guardián.

  • Creación de valor: las plataformas liberan nuevos elementos de creación de valor y suministro. Así, por ejemplo, en el sector del alojamiento turístico, los hoteles tradicionales están situados en un número comparativamente escaso de sitios y, abrir uno nuevo, supone una decisión, una inversión y un tiempo. Sin embargo, con una plataforma como AirBnB, potencialmente cualquier vivienda en cualquier lugar puede servir de alojamiento.

  • Datos y feedback: las plataformas usan herramientas basadas en datos para crear bucles de realimentación y feedback en la comunidad. En general, las plataformas se apoyan en una solución tecnológica que les permite obtener feedback de datos como la reputación, el uso, etc. Con eso tienen señales muy claras acerca de la calidad y aceptación de productos y servicios. Los negocios tradicionales tienden a confiar más en sus guardianes que en el feedback directo.

  • Actividades externas: las plataformas invierten el sentido de la compañía focalizándose en las actividades externas mucho más que en las internas, y la estrategia se centra más en orquestar recursos externos y comunidades de clientes/usuarios que en controlar recursos internos. Dado que, en el fondo, la fuente de riqueza de los negocios siempre está en los clientes, es un cambio de foco que opera en favor de las plataformas.

Aunque a lo largo de su brillante libro, los autores nos explican muchos más aspectos estratégicos, estas cuatro motivos que argumentan en los inicios ya nos ayudan a ir entendiendo por qué las plataformas son tan disruptivas.