lunes, 26 de febrero de 2018

Para enmarcar: las catorce reglas del 'Customer Development Manifesto'


El 'Customer Development Model' es un modelo, propuesto por Steve Blank y Bob Dorf hace ya algunos años y que explicaba cómo gestionar una startup desde sus mismos inicios hasta que alcanza el éxito y madurez suficientes como para escalar y covertirse ya en una empresa madura orientada a la ejecución.

A pesar de que no es rabiosamente reciente, sus ideas siguen plenamente vigentes hoy día, directamente o a través del Lean Startup de Eric Ries, discípulo de ellos y que, en realidad, recoge la mayor parte de las ideas del Customer Development Model.

En el libro 'The startup owners' manual', Steve Blank y Bob  Dorf explican el modelo y entran en profundidad a desarrollar las dos primeras fases del mimo (en las que la startup es más inmadura y está buscando su modelo de negocio).

Se trata de un dechado de sabiduría y sentido común aunque algo prolijo.

La filosofía que hay detrás del modelo se recoge en un manifiesto: el 'Customer development manifesto', que incluye catorce reglas.

Esas catorce reglas, que vale la pena leer despacio y paladear, son las siguientes:

  • No hay hechos en tu oficina, así que sal fuera
  • Une el modelo de desarrollo de clientes con el desarrollo Agile
  • El fracaso es una parte integral de la búsqueda
  • Haz continuas iteraciones y pivotajes
  • Ningún plan de negocio sobrevive el primer contacto con clientes así que usa un lienzo de modelo de negocio
  • Diseña experimentos y prueba y valida tus hipótesis
  • Llega a un acuerdo sobre el tipo de mercado. Eso lo cambia todo.
  • Las métricas de una startup son diferentes de las de compañias existentes
  • Decisiones rápidas, tiempo de ciclo, velocidad y ritmo
  • La pasión lo es todo
  • Los puestos de trabajo de una startup son muy diferentes de los de una gran compañía
  • Resérvate el efectivo hasta que realmente lo necesites. Entonces, gasta.
  • Comunica y comparte el aprendizaje
  • El éxito del desarrollo de clientes comienza con la compra de la idea (buy-in)

Algunas son autoexplicativas. De otras hemos hablado anteriormente y alguna precisa explicación adicional y hablaremos de ella más adelante.

De momento, aquí quedan estas catorce reglas para enmarcar y revisar continuamente.