miércoles, 20 de enero de 2016

La confianza como objetivo del Data Governance

Cuando se piensa en gestión de los datos, ya sea en Data Governance o Máster Data Management, o cuando pensamos en su explotación, ya sea mediante Cuadros de Mando o Big Data, se nos viene a la cabeza, por un lado, la necesidad de la calidad y disponibilidad de los datos y, por otro el análisis y el conocimiento que podemos obtener.

Y son pensamientos correctos, creo...pero hay algo tanto o más importante que no se me había ocurrido hasta ahora.

Siguiendo con la lectura de 'Data governance simplified' de Holly Starling, la autora nos hace comprender cuál es el verdadero objetivo de un programa de gobierno del dato y la información y éste es, ni más ni menos, que la confianza

The purpose of an information governance program should be to establish TRUSTED information for the business: Trust that the information is correct and Trust that the information is managed correctly.

De primeras sorprende un poco pero, en el fondo, tiene lógica. Veamos cómo, unas líneas más adelante, desarrolla la idea:

Trusted information means that decisions made on the data are sound and reliable and everyone knows exactly what the data means, where it came from and how it is being managed for the business. Trusted data means that everyone uses the same terminology, the same calculations, the same definitions when it comes to data; the business can focus on business strategy instead of arguing over what number is correct or what the definition of a term means.

Muchas ideas sobre gobierno de datos en un párrafo...pero cogemos la idea: terminología, homogeneidad, disponibilidad,... 

La confianza en los datos permite concentrarse en explotarlos, en entender el negocio, el mercado o los clientes y permite tomar decisiones sin miedo...

Hay algo sin embargo, a un tiempo natural y a un tiempo paradójico.

Si se trata de generar confianza, estamos hablando de una percepción.

Las percepciones se basan en parte en hechos ciertos: en este caso, una demostrada solvencia en la gestión de los datos, una terminología existente, un gobierno palpable y unos datos que, cuando se utilizan, no defraudan.

Pero las percepciones también se basan en intangibles, en imagen, en sensaciones.

Se me ocurre, que si esto es así, el gobierno de datos tiene un mucho de disciplina, método, orden y herramientas...pero que también tiene, debe de tener en realidad, un puntito de marketing, de gestión de marca, de promoción...

El gobierno del dato, como la mujer del César, debe ser confiable, si, pero, además, también debe parecerlo...