martes, 4 de mayo de 2010

La resonancia cognitiva y la motivación

Afirma Christofer Locke:

"Anhelamos una mayor conexión entre lo que hacemos para ganarnos la vida y lo que nos preocupa de verdad"

En psicología, se denomina disonancia cognitiva al desajuste entre nuestro sistema de creencias y nuestro comportamiento.

El trabajar en algo que realmente no nos gusta, el aplicar unos valores que no son los nuestros, el transmitir mensajes que no sentimos, el comportarnos de forma diferente a la que nos brota espontáneamente, son frecuentes elementos de frustración y desmotivación en el desempeño profesional.

Si ese desajuste es la disonancia, podríamos denominar resonancia cognitiva a todo lo contrario, al alineamiento entre nuestros valores e ideas y aquello a lo que nos dedicamos, a los comportamientos que exhibimos, a las tareas a que destinamos nuestro tiempo y esfuerzo.

Y, con esta definición, no cabe la menor duda de que la resonancia cognitiva es un poderoso elemento de motivación y, por tanto, de desempeño.