domingo, 9 de mayo de 2010

Gestión 'cluetrain' de la creatividad dentro y fuera de la empresa

No cabe duda de que las empresas deben aprovechar la creatividad de sus empleados y poca duda existe de que deba fomentarse dicha creatividad. Sin embargo, Christopher Locke, en 'El manifiesto cluetrain', nos proporciona dos apuntes adicionales que conviene tener en cuenta:

El primero es que, si la empresa no aprovecha y fomenta dicha creatividad, ésta se manifestará de una forma u otra, saldrá fuera de la empresa, quizá de forma inocua para la misma, pero quizá sirviendo a la competencia...o creándola. La frase literal de Locke es algo más sencilla, pero creo que ése es su sentido:

"Si la empresa no les motiva, no les proporciona formación, perspectivas laborales ni les cultiva el placer de crear entre ellos, seguramente lo harán en otra parte. Quizá en un garage."

Por otra parte, y en este caso acercándose algo más al mundo de Internet, y en una proposición algo más polémica, recalca el hecho de que las personas tienen sus propias vidas, sus propias esferas de interés y creatividad, pero que la empresa no debe limitar esas esferas...sino potenciarlas. De alguna manera se entiende que el fruto de esa creatividad, y me atrevería a afirmar que la motivación que la creatividad conlleva, repercutirán en el bien de la empresa que emplea al individuo creativo. Vayamos de nuevo a las palabras de Locke:

"Hay que estar un tiempo en la Red...

Está surgiendo una nueva lógica, totalmente necesaria. Las personas pueden seguir con sus trabajos de siempre durante el día pero, a la vez, se reservan tiempo para sus aficiones.

Las empresas no deben intentar impedir este tipo de creatividad. Muy al contrario, aquellas que lo fomenten y lo aviven, triunfarán.
"

Como todo lo que tiene que ver con 'El manifiesto cluetrain' se trata de una perspectiva humanista, ligeramente revolucionaria y muy inspiradora de la vida corporativa, en este caso, en lo relativo a la creatividad.