lunes, 15 de agosto de 2016

Una experiencia personal con Coursera y los MOOC

Los MOOC (Massive Open Online Courses) son uno de los temas de moda en lo relativo a la tecnología aplicada a la educación y los nuevos modelos, no sólo de negocio, sino también educativos, que los MOOC traen consigo.

Aunque ya he utilizado las técnicas MOOC en formación interna dentro de mi propia empresa, tenía mucha curiosidad e interés en probar un MOOC basado en una de las plataformas más conocidas, Coursera, e impartido por una universidad extranjera de prestigio. 

Y este pasado Julio he cumplido mi objetivo: he realizado un programa completo (cinco cursos) sobre Data Science. En concreto, se trata del programa 'Executive Data Science' impartido por la Johns Hopkins University. Aunque la disciplina de Data Science me interesa (de hecho, algún artículo ha aparecido ya al respecto en este mismo blog), confieso que aún más que el tema en sí mismo, lo que más me motivaba era esa experiencia con un curso MOOC sobre Coursera.

Aunque de forma no del todo estructurada, aunque reconociendo que la experiencia es corta y probablemente no del todo extrapolable a otros cursos o plataformas, quiero recoger en este artículo algunas impresiones.

En la plataforma Coursera me ha dado la sensación de que el catálogo de cursos es bastante amplio (seguro que podría conseguir el dato exacto, pero no dispongo de él) aunque tengo la sensación (y no solo en Coursera) que tienden a ser en su mayoría cursos de carácter introductorio a los diversos temas. Quiere esto decir que, si mi sensación es cierta, los MOOC ahora mismo serían muy adecuados para explorar temáticas o para adquirir conceptos básicos...pero probablemente no para conseguir una especialización. La verdad es que tampoco me parece extraño ni especialmente negativo, al menos en este momento...

Tendría una pequeña pega que ponerle a Coursera (y creo que afecta a otras plataformas) y es que no es del todo sencillo navegar por el catálogo de cursos. Admito que no es fácil del todo habilitar una interfaz cómoda y sencilla para explorar un amplio catálogo de cursos...pero creo que es importante mejorar este punto. A mi me costó un poco encontrar lo que quería.

Una advertencia ésta sobre costes: los MOOC tienden a asimilarse a cursos gratuitos...pero en lo que yo pude ver en Coursera (insisto, no puedo darlo como una conclusión, sino una impresión un poco de bote pronto) es que casi todos los cursos son de pago (del orden de 50€ por un curso de una semana). No estoy seguro si el pago es sólo para poder disponer de certificación oficial pero, sin duda, la plataforma te conduce a que elijas cursos de pago. En mi caso, y como sí deseaba una certificación oficial, esto no fue un problema y no profundicé más en ello... pero de cara al futuro o a otros objetivos es, sin duda, un aspecto importante a tener en cuenta y analizar.

Un aspecto en principio secundario pero que también quisiera comentar es que, como es de esperar, la mayoría de los cursos están en Inglés (aunquen tambiñen había en otros idiomas includio el Español). La plataforma permite subtítulos...pero no parecen existir en general en un idioma diferente del inglés. Eso sí, al menos en el curso que yo cursé, el Inglés hablado que se escuchaba en los vídeos, era muy correcto, bien vocalizado y muy claro, y apenas me costó seguirlos. Además, los cursos permitían la descarga del vídeo y la transcripción (eso sí, en Inglés), así que se pueden repasar cosas que no se hayan entendido a la primera.

Tengo que indicar, y esto es importante, que al menos en los cursos que tuve la oportunidad de estudiar, el contenido estaba muy bien estructurado y en general, muy claramente explicado.

En cuanto a documentación, el curso permitía descargar vídeos, transcripciones, presentaciones y en general, todo el material que se exponía. En ese aspecto, también una valoración positiva.

Me ha gustado mucho (aunque no estoy seguro de que esto sea una práctica general), que existen dos libros de texto (sobre plataforma Leanpub) que recogen, de forma muy, muy cercana, el contenido de los cursos. Eso quiere decir que era muy fácil estudiar el material con posterioridad a su primera visualización. Fue algo que me pareción estupendo porque en otras experiencias que he tenido con plataformas similares, existían cursos que utilizaban muchos vídeos y aunque eso puede hacer atractivo el primer contacto con los contendios del curso, luego dificulta enormememete el estudio y repaso de contenidos. Los libros se pueden descargar pagando aquello que el alumno considere oportuno (incluyendo el no pagar nada y disponer de ellos de forma gratuita).

El curso, aparte del material central, ofrecía URLs a artículos y blogs y referencias bibliográficas para ampliar conocimiento.

El macanismo de evaluación no era muy exigente aunque sí lo suficiente para que, si no se ha trabajado el material (al menos visualizado/leído una vez con atención), no se puedan superar en general los tests. Eso sí, a poca dedicación y rigor que el alumno haya puesto, superar los tests es bastante sencillo.

En cuanto a aprendizaje, creo que depende mucho del alumno, del interés y tiempo que le dedique. Como he dicho, el contenido era estructurado y riguroso, las explicaciones claras y la documentación adecuada. Sin embargo, como las pruebas de evaluación no son difíciles de superar, queda en manos del alumno el ir más allá del mínimo exigido, el estudiarse en profundidad el material (más allá de lo estrictamente necesario) y explorar los materiales y referencias adicionales que se le ofrecen. Si el alumno se contenta con el mínimo para superar los tests, sólo adquirirá algunas pocas ideas nuevas. Si, por el contrario, se esfuerza más allá de los mínimos, puede adquirir conocimientos bastante interesantes sobre la materia.

En general, puedo decir que ha sido una experiencia, no muy diferente de lo que esperaba pero sí bastante positiva. 

Siempre he estado convencido que el principal responsable de  la formación y desarrollo profesional es uno mismo y los MOOC son una más que interesante herramienta para el autodesarrollo.

Yo, desde luego, pienso repetir...