miércoles, 2 de septiembre de 2015

La autoestima no es suficiente



En la misma línea de la necesidad de los profesionales de orientarse a la acción que veíamos en el artículo 'Acción frente a actitud', el mismo Alfonso Alcántara (@Yoriento) en su libro '#Superprofesional' nos advierte contra la complacencia y ausencia de acción a que puede conducir una autoestima mal entendida.

Para ello, utiliza una cita de Roy Baumeister, un psicólogo de la universidad de Florida, quien nos dice:
Forget about self-esteem and concentrate more on self-control and self-discipline.

No es que la autoestima sea mala, todo lo contrario. La autoestima te proporciona fortaleza e impulso, fe en la propia valía y objetivos, y resistencia ante las dificultades del camino.

El problema es cuando la autoestima se queda en un objetivo en sí misma, cuando es contemplación en lugar de acción. La autoestima debe actuar como motor de la acción pero apoyados en ese motor serán el propio control, la propia disciplina y la metodología de trabajo las que nos conducirán a los resultados.