viernes, 5 de julio de 2013

La soledad del líder. Ventajas y desventajas de la organización jerárquica

Aunque en ocasiones puede parecer una posición envidiable la del CEO, la del máximo mandatario de una gran organización, lo cierto es que debe afrontar no sólo la responsabilidad sino, con frecuencia, también la soledad. Una soledad acompañada de sus colaboradores, quizá de sus aduladores, pero soledad al fin y al cabo. Soledad frente a la responsabilidad y frente a la decisión.

En su libro 'The wisdom of crowds' James Surowiecki analiza algunas ventajas y desventajas de las organizaciones tradicionales, de naturaleza jerárquica, aunque lo ejemplifica con un tipo de 'organización' muy particular y con un líder también muy particular, Michael Corleone en 'El Padrino II'.

Y con esa metáfora identifica una ventaja de esa organización tradicional: la rapidez en la decisión y la capacidad para invertir y planificar:

The organization has a number of virtues: it allows the man at the top to make decisions quickly and to have them carried out decisively. It allows for long-term investments and planning.

Pero esa misma metáfora le sirve para identificar, puede que de forma acentuada, una de las grandes dificultades de la organización jerárquica para su líder, a saber, la carencia de información fiable.

The downside of the corporate structure, though, is also obvious. Michael has a difficult time getting the information he needs, because it's often not in his lieutenants interest to disclose all they know.

Puede parecer paradójica esa carencia de información. En teoría, el Padrino, el Presidente, o el CEO, tienen acceso a toda la información posible pero ¿Qué filtros ha sufrido esa información antes de llegar a ellos? ¿Serán los lugartenientes capaces de dar 'las malas noticias' especialmente si esas malas noticias pueden revelar algún tipo de error o negligencia por su parte? ¿Serán capaces incluso de dar las malas noticias si eso supone, simplemente, que puedan ser sospechosos de resistencia o, tal vez para evitar convertirse el mensajero que puede acabar siendo víctima de su mensaje? ¿Proporcionarán información sesgada si eso favorece su posición o intereses?

Si al hecho de ser el depositario de la decisión última, ya de por sí impresionante, le unimos esta eventual falta de fiabilidad y completitud de la información así como las consecuentes reservas frente a los más próximos colaboradores, hay que reconocer que el líder, en organizaciones de naturaleza jerárquica, se mueve en la soledad, en una espantosa soledad...