lunes, 21 de enero de 2013

Emergencia y percolación, bases científicas para el milagro de las comunidades

Todo aquel interesado en el fenómeno de las redes sociales o, incluso, en el de las redes en general, está familiarizado con el hecho de que las redes se comportan de forma diferente a como lo hacen los nodos individuales, a que surgen comportamientos nuevos más ricos y complejos.

Cuando nos situamos en el entorno de las redes sociales, de las comunidades y grupos de humanos, se habla de comportamientos emergentes e, incluso, de inteligencia colectiva

Por más que presente la forma de magia y misterio, el funcionamiento de las redes sociales tiene detrás todo un aparato matemático y científico que permite explicar, al menos parcialmente, su comportamiento.

No solo eso, existen leyes y patrones comunes en muchas disciplinas que se gobiernan por esas mismas leyes que rigen en este caso las redes sociales.

Albert-László Barábasi, en su libro 'Linked' repasa una buena parte de los principios básicos que gobiernan estas redes y nos menciona el paralelismo con el fenómeno de la emergencia en matemáticas o de la percolación en física. Ésta última permite explicar fenómenos tan interesantes como la propagación de epidemias o incendios forestales.

Pero aunque existen leyes y toda una interesante teoría científica detrás, hay que confesar que las redes sociales son un campo apasionante y que no deja de parecer inabarcable y con un cierto toque mágico... como magia es a la que en cierto modo apela Barabasi  cuando describe ese tránsito que convierte una serie de personas conectadas en una verdadera comunidad.

When we ramndomly pick and connect pairs of nodes together in a network, something special happens: the network, after placing a critical number of links, drastically changes.
...
Sociologists would tell you that your subjects has just formed a community.

Bonito fenómeno éste de las comunidades: ciencia creando magia.