miércoles, 31 de octubre de 2018

Objetivos y beneficios de SOA


Aunque el tirón mediático de SOA (Service Oriented Architecture) ya hace tiempo que pasó, lo cierto es que los beneficios de SOA siguen muy vigentes y es, por tanto, un planteamiento que a nivel de arquitectura y diseño de sistemas es plenamente actual.

Cualquier organización con un mapa de sistemas suficientemente complejo debería tenerlo como un elemento rector de su arquitectura.

Incluso hoy en día con la cada vez mayor prevalencia de las soluciones cloud (PaasS y SaaS, en especial) adquiere quizá mayor sentido. Y eso tanto como arquitectura interna a usar por proveedores de cloud como en la forma de relacionarse las empresas con el software que le proporcionan esos mismos proveedores cloud.

Sabemos que la arquitectura SOA promueve la estructuración del software en forma de servicios reutilizables y con contratos bien definidos. Recoge así los tradicionales principios de la alta cohesión interna y bajo acoplamiento externo tan propios de la ingeniería software, pero llevados ahora, si cabe, a un mayor protagonismo. Aunque esa filosofía se puede implementar a nivel técnico de muchas formas, lo cierto es que lo que predomina hoy día son unos servicios que se exponen como web services ya sea con arreglo a los estándares SOAP (Simple Object Access Protocol) o REST (REpresentational State Transfer).

Pero ¿cuáles son esos beneficios que ofrece SOA y que la convierte en una arquitectura tan interesante?

En su libro 'Service-Oriented Architecture: Analysis and Design for Services and Microservices', Thomas Erl, concentra en siete los puntos a tener en cuenta, cuatro objetivos estratégicos y tres beneficios que se derivan

Los objetivos estratégicos de SOA


  • Incremento intrínseco de interoperabilidad: En ese sentido cabe recordar que SOA persigue una interoperabilidad nativa de servicios sin necesidad de trabajos adicionales de integración. En esa dirección colaboran aspectos como la estandarización de los contratos de servicio, la predecibilidad del comportamiento, la escalabilidad y la fiabilidad.

  • Incremento de la federación: recordando que por federación se entiende el que recursos y aplicaciones colaboren y se encuentren de alguna forma unidos pero manteniendo su autonomía y auto-gobierno.

  • Incremento de las posibilidades de diversificación de proveedores: ya que al basarse en estándares y promover la interoperabilidad se eliminan dependencias innecesarias de los proveedores del software.

  • Incremento del alineamiento entre negocio y tecnología: ya que SOA promueve un primer nivel de abstracción precisamente en el nivel negocio de forma que sus conceptos son naturales para ese negocio.

Los beneficios de SOA que se derivan


  • Incremento de ROI: ya que las soluciones SOA son más sencillas tanto de mantener como de evolucionar que las soluciones más a medida.

  • Incremento de la agilidad organizativa: es decir, la capacidad de las organizaciones de responder al cambio. Factores anteriores como el alineamiento con el negocio,o la reutilización facilitan mucho el evolucionar el software y por tanto responder con esa agilidad.

  • Reducción de la carga para TI: ya que las aplicaciones son más sencillas de evolucionar, la complejidad total es menor y el gobierno también resulta más sencillo.

Ni que decir tiene que las implementaciones reales en grandes empresas son complejas y que ni SOA, ni ninguna otra arquitectura alternativa van a traer 'el mundo feliz' ni a la organización de TI ni al negocio. Pero aún así, desde luego SOA es un paso decisivo en la buena dirección y los beneficios de una arquitectura SOA bien diseñada y aplicada son innegables..