viernes, 3 de marzo de 2017

La conquista de nuestro futuro en tres pasos

Amy Cuddy en una postura de poder
La tesis principal del libro 'Presence' de Amy Cudy, creo, es que podemos cambiar nuestro comportamiento, y hasta nuestro cerebro (por vía de la neuroplasticidad) simplemente gestionando nuestro lenguaje no verbal y, más concretamente, las posturas que adoptamos con nuestro cuerpo.

Cuddy sostiene que existen ciertas posturas, las posturas de poder, que nos hacen sentirnos poderosos, con más confianza en nosotros mismos. Esas posturas las solemos adoptar inconscientemente, cuando nos sentimos realmente poderosos, de la misma forma que adoptamos posturas de falta de poder cuando nos sentimos inseguros.

Las posturas de poder nos suelen hacer 'grandes', ocupar más espacio, como puede ser el típico gesto de victoria de un deportista con los brazos en alto. Por el contrario, las posturas de falta de poder son posturas encogidas, en que nos recogemos sobre nosotros mismos y nos hacen ocupar menos espacio.

Lo interesante es que, según Cuddy, si gestionamos conscientemente nuestro lenguaje corporal, si adoptamos posturas de poder antes de una conversación difícil, o de hablar en público, o de negociar, nos hará sentirnos más seguros y comportarnos con esa seguridad, obteniendo por tanto mejores resultados.

Posturas de alto y bajo poder
Es decir, en lugar de que la postura sea una consecuencia inconsciente de nuestro estado de ánimo, el uso consciente de una postura hace que cambie el ánimo y el comportamiento. Es decir, con nuestro cuerpo cambiamos nuestra mente y nuestro cerebro de alguna manera.

Más aún, no se trata de que lo practiquemos esporádicamente ante situaciones complejas. Si se hace con regularidad, ese comportamiento se acaba convirtiendo en natural, en nuestra forma de sentirnos con nosotros mismos y expresarnos hacia los demás. Se hace, pues, permanente.

Por eso, lo que podríamos denominar el lema de Amy Cuddy, es:

Fake it, till you become it.

Que viene a decir que simules que eres una persona segura de ti misma y poderosa en ese sentido hasta que deje de ser una simulación y se convierta en tu verdadera forma de ser.


Entendiendo eso, ya es sencillo comprender el mensaje de la conquista del futuro en tres pasos. Esto dice Cuddy:

Your body shapes your mind. Your mind shapes your behavior. And your behavior shapes your future.

Es decir:
  • Adopta conscientemente posturas de poder que te hagan sentir más seguro hasta que ese sentimiento cambie tu cerebro.

  • Si tu cerebro cambia, también lo hace tu comportamiento

  • Si tu comportamiento cambia, si te haces una persona más segura, más influyente, el futuro está en tus manos

¿Vale la pena intentarlo?