viernes, 2 de septiembre de 2016

Cuatro definiciones de emprendedor... y qué deducir de ellas



Los emprendedores son el nuevo mito, algo así como los héroes de la actualidad, los llamados a salvar nuestra economía y a transformar el mundo...

Un mucho de leyenda y un algo (¿bastante?) de realidad...

Pero ¿qué es exactamente un emprendedor?

Tratando de contestar a esa pregunta, Francis Pisani, en su libro 'Creadores de futuro', recoge las aportaciones de varios expertos en la materia.

Estas son sus definiciones.


alguien capaz de desplazar recursos de un nivel donde no son muy rentables a otro estrato donde pueden arrojar mejores resultados, o ser más eficaces.


el emprendedor tiene la energía suficiente para trastocar la propensión a la rutina y llevar a cabo innovaciones.


alguien que detecta oportunidades, reúne los recursos (humanos, técnicos, financieros) y asume los riesgos necesarios para realizar algo próximo a los sueños.


Los emprendedores en el sentido más puro del término son aquellos que identifican una necesidad - no importa cuál - y la satisfacen.


Leyendo estas cuatro definiciones, creo que podemos resumir en tres las características de los emprendedores:

  • Perspicacia: capacidad para tener 'las antenas puestas', para detectar necesidades

  • Practicidad/orientación a resultados: generan soluciones y para ello reúnen recursos, los llevan a estratos rentables y a producir resultados

  • Energía/Resiliencia: persiguen algo, y tienen la energía y la constancia para alcanzarlo.

Visto así, no parece tan impresionante, tan heróico...

¿O quizá si?