lunes, 13 de enero de 2014

Los beneficios de Agile

Como ya insinuaba al final del post dedicado a la bibliografía de 2013, uno de los temas que quiero explorar este año es el de las metodologías agile y la dirección de proyectos agile.

 Con esa intención he iniciado la lectura de 'Going Agile. Project Management Practices' de Gloria J. Miller.

Y uno de los primeros puntos en que me detengo es en el de los beneficios que agile puede aportar a una empresa.

Pero antes, extraigo una cita del libro anterior que resume muy brevemente la filosofía agile:
Agile methodologies hava an iterative and incremental development or a continuous flow philosophy, promote self-organizaing teams, and the requirements and architecture evolve during the project.

Una forma muy resumida, desde luego, pero creo que eficaz de explicar la filosofía agile.

Volviendo a los beneficios, Gloria J. Miller acude al Chaos report de 2012 emitido por Standish Group y en el que se analiza tanto el éxito como el fracaso de los proyectos de software. Pues bien, según ese informe, los beneficios de agile son los siguientes:
  • Mejores prestaciones en tiempo y coste

  • Menor riesgo debido a la implicación de usuarios y gestión de los requisitos cambiantes.

  • Mayor productividad debido a mayor foco, mejor priorización y mejor comunicación y coordinación en el equipo.

  • Mayor calidad que, debido a unas mejores prácticas, disminuye el número de 'bugs'.

  • Mayor capacidad de responder a los cambios debido a su proceso flexible y adaptativo.

  • Mayor compromiso de los empleados y mayor satisfacción, debido al trabajo colaborativo y patrones de trabajo sostenibles.

  • Menor time-to-market debido al uso de iteraciones cortas y pequeñas versiones.

  • Alto ratio beneficio/coste debido a la colaboración entre el líder del proyecto y la dirección.

  • ROI predecible

  • Mayor satisfacción de los stakeholders con un mejor alineamiento entre los objetivos de TI y los objetivos de negocio, así como una mayor visibilidad externa del proyecto

¡Caramba! Visto así, son todo ventajas ¿no?

Como en cualquiera de estos estudios o de toda promoción de una tecnología o metodología, conviene ser prudentes y saber que nada es perfecto. Aún así, hay síntomas suficientes para pensar que es interesante explorar este mundo agile ¿verdad?