lunes, 5 de septiembre de 2011

Pareto y Parkinson aliados para la productividad

Conocido es el famoso Principo de Pareto o princio del 80 / 20 que, de tanto como se aplica a tan diversos campos, es difícil de resumir en un enunciado unitario pero que podríamos intentarlo diciendo que aproximadamente, un 20% de las causas explican un 80% de los efectos.

Vilfredo Pareto
El estudio original de Vilfredo Pareto se aplicaba a la distribución de la riqueza en Italia y observaba que el 80% de esa riqueza se encontraba en manos de un 20% de la población. Posteriormente, este tipo de distribución, con cantidades próximas al 80/20 se ha observado en multitud de otros fenómenos constituyendo un principio de aplicación casi universal.

En otra línea, en 1957, Cyril Northcote Parkinson formuló la que se conoce en su honor como Ley de Parkinson y que establece, según figura en la Wikipedia, que "el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine".

Tim Ferriss, en su popular obra 'La semana laboral de 4 horas' nos recuerda ambos principios y los aplica a la propia productividad o la de la empresa. Así, orienta el Principio de Pareto a entender que del orden del 20% de los clientes nos producen el 80% de las ganancias (y, por tanto, no es necesario dedicar tiempo al resto si son molestos o nos consumen muchas energías), o que sólo el 20% de la publicidad produce el 80% del retorno (y, por tanto, es en esa publicidad en la que hay que concentrar los esfuerzos), y así sucesivamente.

Cyril Northcote Parkinson
En cuanto a la Ley de Parkinson, su conclusión es simple y tajante: acortar de forma radical el tiempo disponible para hacer las tareas.

Uniendo ambos principios, en la línea anterior, apuesta por mejoras radicales de productividad...y de generación, como consecuencia, de ingentes cantidades de tiempo libre.

Vale la pena, por lo claro y sencillo que resulta, leerlo en sus propias palabras:

"Existen dos métodos para aumentar la productividad que son iguales entre sí, pero dados la vuelta:
  • Limita tus tareas a las importantes para trabajar menos tiempo (80/20)
  • Acorta el tiempo de trabajo para limitar tus tareas a las importantes (Ley de Parkinson)
La mejor solución es usarlas juntas.Detecta cuáles son las tareas fundamentales que te generan más ingresos y establece plazos muy claros y cortos para realizarlas".

El resultado es: menos tareas y menos tiempo dedicado a cada una de ellas.

Simple, quizá necesitada de una gran autodisciplina para ser coherente en su aplicación, pero una receta de dos ingredientes muy potente para el aumento de la productividad personal y de las organizaciones.