viernes, 19 de agosto de 2011

La importancia del networking para la marca personal

No es que en sí misma resulte una idea novedosa o sorprendente. La importancia del networking, del establecimiento de relaciones de todo tipo pero especialmente profesionales como ayuda para el propio desarrollo y para el acceso a oportunidades de todo tipo, es algo ya de sobra conocido y, en cierto sentido, el hecho de que el término 'networking' tenga entidad propia y un sitio en la literatura empresarial, es una demostración de ello.

Aún así, me ha parecido relevante y, sobre todo, me ha gustado la forma tan expresiva en que Andrés Pérez Ortega subraya la importancia del networking en el establecimiento y desarrollo de una marca personal en su libro 'Expertología'.

Un matiz relevante que introduce Andrés es lo importante que es ser conocido frente a conocer:

"Lo importante no es a quien conoces sino quién te conoce a ti"

Aunque el propio autor insiste en la necesidad de la bilateralidad y la necesidad de correspondencia en las relaciones de networking para que estas sean sanas, duraderas y fructíferas, es importante saber que en el fondo, importa más ser conocido que conocer porque, al fin y al cabo, una marca personal en el ámbito laboral está destinada a que nos lleguen nuevas oportunidades profesionales...y esas, salvo en el caso de emprendimiento, nos vendrán de terceros. En el fondo, una marca, y no sólo en el ámbito de la marca personal, es relevante si y solo si es conocida. 

Sin embargo, la afirmación que más  me gusta es la que convierte el posicionamiento (la marca personal) en una fórmula:

posicionamiento = (lo que sabes) x (las personas a las que conoces)

que yo reformularía como:

marca personal = conocimiento x networking

que casi, casi, nos recuerda el dicho acerca de la mujer del César. En este caso, diríamos que un experto no sólo debe serlo (conocimiento) sino parecerlo (networking).

Es importante, imprescindible quizá, tener realmente el conocimiento y el 'expertise' o los atributos que conformen nuestra marca, pero también es imprescindible una red de contactos, un networking, que hagan que ese conocimiento, ese 'expertise', sean conocidos, visibles y accesibles.