lunes, 23 de mayo de 2011

Aritmetica elemental para el fenomeno de los prosumers

Probablemente no sea excesivamente rigurosa ni tampoco especialmente original, pero sí me ha resultado muy ilustrativa la sencilla aritmética que nos propone Clay Shirky, en su libro 'Cognitive surplus' a propósito de los incrementos en productores y consumidores que se produce cuando aparece un nuevo televisor o un nuevo PC o teléfono móvil.

"When someone buys a TV, the number of consumers goes up by one, but the number of producers stays the same. On the other hand, when someone buys a computer or a mobile phone , the number of consumers  and producers both increase  by one."

Es una simplificación suponer que una persona, por el hecho de poseer un PC o un teléfono móvil, va a ser necesariamente creativo, productor, aportador neto a la inteligencia colectiva. Igualmente, y con el aumento de la interactividad, un aumento muy tímido, eso es cierto, en un medio como la TV, la atribución de una completa unidireccionalidad no es cien por cien cierto.

Con todo, lo que esta sencilla aritmética pretrende explicar sí que es completamente cierto. Los medios tradicionales, de carácter unidireccional y cuyo paradigma podría ser la televisión, apenas permiten ni promueven la aportación por parte de los usuarios, de los ciudadanos, comportándose éstos, fundamentalmente, como meros consumidores de contenidos y siendo los productores las cadenas televisivas o, en general, los dueños de esos medios.

Por el contrario, los nuevos medios digitales ligados a Internet, la Web 2.0 y los medios sociales, accedidos desde PCs, tabletas o teléfonos móviles, permiten, promueven, facilitan y obtienen una comunicación bidireccional en que los usuarios actúan no sólo como consumidores sino también como productores de contenido. Ese es el concepto del prosumer, y la aritmética propuesta por  Clay Shirky no explica cuantitativamente, pero sí cualitativamente su naturaleza.