miércoles, 22 de agosto de 2018

... y desventajas del Bitcoin


En el artículo anterior dábamos una visión acerca de los beneficios del Bitcoin. Ahora vamos a ver 'la otra cara de la criptomoneda', vamos a ver las desventajas del Bitcoin.

Y lo hacemos siguiendo la misma fuente que en el artículo previo, a saber, el libro 'Bitcoin. Complete guide to bitcoin' de Mark Gates.

Este autor identifica hasta trece desventajas o peligros del bitcoin, a saber:

  • Riesgo de elevadas tarifas por transacción: Los 'mineros', es decir, las máquinas que crean los bloques blockchain de la cadena de bloques de Bitcoin, son compensados por dos vías: por el trabajo realizado para la creación del bloque y mediante las tarifas asociadas a las transacciones. A medida que Bitcoin se populariza, las dificultades y competencia para conseguir crear bloques crecen y las recompensas por hacerlo decrecen. Es decir, que poco a poco, los 'mineros' recibirán compensación única o principalmente por las tarifas de transacción. Esto supone el riesgo de incremento de esas tarifas.

  • Transacciones no reversibles: La no reversibilidad de las transacciones de bitcoin/blockchain se toma como una ventaja en el sentido de que hace más difícil falsear transacciones. Sin embargo, en el caso de errores del propio usuario o de que una cuenta sea accedida por alguien no debido, la imposibilidad de deshacer una transacción se convierte más en un problema que en un beneficio.

  • Coste de operación de la red Bitcoin: La red de Bitcoin utiliza grandes cantidades de electricidad y recursos computacionales y, en cierto sentido, de una forma muy inútil, simplemente para resolver los puzzles que dan acceso a la creación de los bloques. Esto compromete la viabilidad de un Bitcoin a gran escala y es uno de los temas sobre los que han incidido, dando alternativas, otras criptomonedas.

  • Falta de escalabilidad: El consumo eléctrico y computacional son unos factores que comprometen la escalabilidad de Bitcoin, pero no son los únicos. Igualmente, la tasa de transacciones que la red Bitcoin puede procesar en la unidad de tiempo es ridículamente pequeña comparada con, por ejemplo, la red Visa. Otra problemática es la confirmación de una transacción. Si en un sistema de tarjeta de crédito o débito, la confirmación es casi inmediata, en Bitcoin, como debe esperar a la creación de hasta otros seis bloques (forma en que se implementa la confirmación) y dado que en Bitcoin se crea un bloque cada diez minutos, esto puede suponer una hora hasta obtener la confirmación de la transacción.

  • Falta de privacidad: El blockchain de Bitcoin se caracteriza por su trasparencia: las transacciones realizadas son accesible para 'cualquiera'. Esto se entiende como un mecanismo de seguridad y confianza en la red, pero también es un factor que opera en contra de la privacidad puesto que, por ejemplo, cualquiera podría observar las transacciones realizadas por una cierta empresa y hacerse una idea de sus magnitudes económicas globales. También puede ser usado como un mecanismo de vigilancia por parte de los gobiernos con intenciones cuestionables. En algunas variantes de blockchain ya se implementa un sistema de permisos para limitar esa trasparencia.

  • Más seguridad puede conllevar menor seguridad: Bitcoin incorpora mecanismos fuertes de criptografía y seguridad. Sin embargo, paradójicamente, eso puede llevar a una menor seguridad real ya que, por ejemplo, los usuarios pueden anotar sus direcciones y claves en papel u otros medios poco seguros.

  • La ausencia de control centralizado no siempre es buena: Igualmente, la ausencia de control centralizado se entiende como una de las características diferenciales y positivas de Bitcoin, pero también esto exhibe algunas desventajas. Como en Bitcoin las decisiones se toman por consenso, esto puede ralentizar la toma de esas decisiones y ralentizar el progreso de Bitcoin.

  • Riesgo de ataques a la red Bitcoin: Conseguir 'hackear' realmente la red Bitcoin es muy difícil, rayando lo imposible. Sin embargo, sí que existe la posibilidad de otros riesgos como el bloqueo de decisiones mayoritarias por parte de entidades que tienen un porcentaje alto de los nodos de Bitcoin.

  • Tecnología nueva no suficientemente probada: Bitcoin se basa en una tecnología nueva que aún no está completamente madura y que exhibe problemas de escalabilidad y algunas problemáticas de seguridad. En general, parece una tecnología no del todo madura para el salto al uso masivo.

  • Falta de confianza y mala reputación: Por desgracia, y debido a motivos históricos, con cierta frecuencia se asocia Bitcoin al uso por delincuentes y relacionado con el mundo de las drogas. Evidentemente, esto no es una característica intrínseca de Bitcoin, pero está en la mente del gran público y perjudica a Bitcoin.

  • Incapacidad para conseguir un entendimiento y adopción masivos: Para conseguir una adopción masiva, aparte de resolver los problemas de escalabilidad, Bitcoin necesita ser comprendido y, sobre todo, ganarse la confianza del gran público y esto es algo que no ha sucedido hasta ahora.

  • Volatilidad del precio: Es conocida la volatilidad en la cotización del Bitcoin. Esto es claramente una dificultad para conseguir la confianza que se precisa en una moneda para su adopción masiva.

  • Humo sobre Bitcoin: Existe mucho escrito sobre Bitcoin, con frecuencia cayendo en la inexactitud y la exageración.

Sobre muchos de los puntos anteriores ya hay alternativas o trabajo en curso, ya sea en la forma de variantes de blockchain (la tecnología en que se apoya Bitcoin), o en la forma de otras criptomonedas o evolución del propio Bitcoin.

De todas formas, no se trata de objeciones menores y esto hace pensar que a Bitcoin aún le queda un largo camino para convertirse eventualmente en una moneda realmente de uso masivo e, incluso, que ese papel le puede ser arrebatado por otro tipo de soluciones que, quizá partan de otras variantes de blockchain o quizá estén más imbricados en el sistema financiero actual.

Lo veremos.