lunes, 20 de agosto de 2018

Ventajas del Bitcoin


Bitcoin es, sin duda, una de las criptomonedas más conocidas, seguramente la que más. Surgida de las manos del enigmático Satoshi Nakamoto, cuya identidad hasta la fecha no ha sido revelada, y generadora de la tecnología de blockchain que tantas expectativas y ruido mediático levanta, es probablemente también la criptomoneda de uso más extendido aunque no puede decirse que en este sentido haya conseguido aún una verdadera adopción masiva.

Ahora bien ¿Qué valor aporta Bitcoin frente a otras monedas u otros medios de pago? ¿Por qué debería una empresa o un particular lanzarse a utilizar Bitcoin?

En el libro de carácter introductorio 'Bitcoin. Complete guide to bitcoin' su autor Mark Gates nos propone estos nueve beneficios que aporta bitcoin:

  • Eliminación de intermediarios: En el sistema financiero común existen intermediarios que proporcionan confianza y seguridad en las transacciones. Sin embargo, Bitcoin elimina esos intermediarios permitiendo transacciones directamente entre las partes. Este beneficio es muy importante en países con un cierto nivel de corrupción o ineficacia de las administraciones donde esas entidades intermediarios que deberían generar confianza más bien se perciben como un peligro.

  • Descentralización: enlazando con la ventaja anterior, Bitcoin se apoya en un registro contable compartido entre todas las entidades, en lugar de en libros contables individuales. Un libro contable que no tiene un único propietario sino que es compartido. Esto lo hace mucho más resistente a ataques y 'hackeos'.

  • Sin Gobierno ni Banco Central: se elimina el control de las transacciones por parte de gobiernos o bancos centrales. De nuevo, este eventual beneficio puede no verse claro en el caso de países con una administración y un banco central sólidos y honestos, pero puede ser valioso en países donde no existe esa fortaleza.

  • Sin pagos internacionales costosos: Bitcoin elimina algunas tarifas que se producen hoy día en transacciones internacionales.

  • Menores costes y tarifas: en general, Bitcoin tiene el potencial de reducir costes y tarifas ya que no hay costes asociados a transacciones internacionales, no hay intermediarios a los que remunerar, el libro contable es común...

  • Mayor velocidad de transacciones: aunque la plataforma de Bitcoin, que se apoya en blockchain, no es especialmente rápida, el hecho de eliminar intermediarios y de disponer de un libro contable compartido, acelera las transacciones. Así, por ejemplo, una transferencia de dinero no tiene que esperar días, como sucede en el caso de transferencias bancarias, sino minutos.

  • Transparencia: las transacciones con Bitcoin suceden en ese libro contable compartido, que está abierto a cualquiera en la red. Además, las transacciones deben ser aprobadas por más del 50% de nodos de la red. Estos factores se constituyen en armas contra el fraude.

  • Confianza: En el caso de Bitcoin, la confianza se sitúa, no en unos intermediarios que se han eliminado, sino en la propia red Bitcoin.

  • Seguridad: Bitcoin integra varios elementos para convertirse en una red muy segura. Entre ellas se incluyen el uso de la critpografía, o mecanismos asociados a ser una red distribuida, replicada y con un sistema de consenso para la aprobación de transacciones.

Estos son los nueve beneficios que Mark Gates nos propone como diferenciales de Bitcoin frente a otros medios de pago. Algunos son ligeramente redundantes y quizá hay quien discutiría el presunto beneficio que aportan algunos de ellos. Sin embargo, los argumentos están encima de la mesa.

¿Son todo ventajas?

No, realmente no. También existen aspectos negativos y este mismo autor identifica unos cuantos.

Pero esos los veremos en un próximo post.