lunes, 11 de julio de 2016

Seis razones por las que Blockchain transformará el sector financiero

Blockchain, a través de Bitcoin y otras monedas virtuales, están ya desafiando a bancos y otras entidades financieras, ofreciendo un modelo de operación y negocio que les hace perder protagonismo, que elimina su papel intermediador.

En su libro 'Blockchain revolution', Don Tapscott y Alex Tapscott identifican seis razones que harán que Blockchain introduzca cambios profundos en el sector financiero, haciendo temblar el monopolio de las actuales instituciones financieras y ofreciendo a los individuos nuevas formas de crear y gestionar el valor.

Son estas:
  • Testimonio: en el sentido de establecimiento de confianza. Blockchain permite que, por primera vez en la historia, dos partes que no se conocen previamente puedan realizar transacciones confiables sin la participación de un tercero.

  • Coste: disminuyendo radicalmente los costes, entre otras cosas, precisamente, por esa eliminación de intermediarios.

  • Velocidad: acelerando enormemente las transacciones que hoy día llevan días en completarse, como puede ser el caso de las remesas de inmigrantes.

  • Gestión del riesgo: ya que blockchain elimina algunas fuentes de riesgo actuales como el riesgo de establecimiento (fallos técnicos en los acuerdos), riesgo de contraparte (riesgo de que la otra parte falle en la transacción), riesgo sistémico (suma de todos los riesgos de todas las partes en el sistema), riesgo de agencia (riesgo de una actuación cuestionable por parte gestores malintencionados), etc

  • Innovación en valor: ya que blockchain, más allá de Bitcoin, está generando nuevos experimentos e innovaciones, desde la introducción de otras monedas alternativas, al uso de blockchain en nuevos tipos de transacciones.

  • Código abierto: frente los grandes sistemas legados y propietarios que dominan las instituciones financieras, blockchain es una tecnología de código abierto lo que facilita su evolución y mejora continua.

Creo que, en efecto, el sector financiero es un sector, quizá como tantos otros, en crisis, en fuerte riesgo de disrupción, en plena ebulllición de nuevos modelos de operación y de negocio. Oportunidades tienen, seguro, los actuales líderes del sector para adaptarse a los nuevos tiempos y continuar liderando...pero deberán estar muy atentos a lo que sucede y ser rápidos y acertados reaccionando.