lunes, 19 de enero de 2015

Cuatro habilidades para aprovechar los juegos como herramientas de creatividad

Vamos a dar marcha atrás, después de repasar en los últimos artículos los diferentes juegos y disciplinas que en el libro 'Gamestorming' nos proponen Dave Gray, Sunni Brown y James Macanufo.


Y en esa marcha atrás vamos a volver a contemplar los juegos como disciplina para la obtención de ideas, para la creatividad, para la elicitación, para el pensamiento y nos preguntamos cuáles son las habilidades básicas para diseñar y conducir un juego que sea provechoso.

Los mismos autores, al principio del libro, nos hablan de estas cuatro habilidades básicas y nos proponen las siguientes:

  • Preguntas: quizá la habilidad más importante para la exploración y el descubrimiento, y que se utiliza extensamente en otras áreas como en la actividad de elicitación en Business Analysis. Es preciso saber no solo preguntar sino manejar el tipo de pregunta adecuada a cada momento. Los autores nos proponen la siguiente clasificación de preguntas:

    • Preguntas de apertura (¿Cómo definirías el problema? ¿Cuáles son los principales problemas?)
    • Preguntas para la navegación (¿He entendido correctamente? ¿Sigue tendiendo sentido el objetivo que nos hemos marcado?)
    • Preguntas para examinar (¿De qué está hecho? ¿cómo funciona?)
    • Preguntas para experimentar (¿Qué pasa si estamos equivocados? ¿Qué nos estamos perdiendo?)
    • Preguntas para cerrar (¿Quién se encargará de ese punto? ¿Cómo priorizamos?)

  • Artefactos y espacio significativo: Los artefactos como los post-it, las cartas etc presentan una gran flexibilidad (se pueden distribuir de múltiples formas, se pueden agrupar, se pueden permutar...) que los hace importantísimos para diseñar y ejecutar el juego. Estos artefactos se disponen en espacios como paredes, pizarras, etc. Algunos de los tipos de artefactos que se nos proponen son: nodos, enlaces, fronteras, ejes, matrices, etc

  • Lenguaje visual: Los juegos que se proponen utilizan profusamente el lenguaje visual, incluyendo cosas como el alfabeto visual, dibujos de personas o perspectivas, etc

  • Improvisación: quizá lo que más caracteriza el juego. Mediante la improvisación se puede responder ante lo inesperado, encontrar variaciones sobre un tema, etc
Como se puede ver, jugar es fácil, pero diseñar un juego y actuar de moderador o facilitador no lo es tanto, requiere de una serie de habilidades y técnicas.

Pero el esfuerzo vale la pena: los resultados pueden ser muy interesantes y la dinámica...divertida.