lunes, 1 de abril de 2013

Espacios para la creatividad y productividad personales

No es realmente su objetivo, pero en su empeño de hacer entender las diferencias entre introvertidos y extrovertidos, y la aportación de los primeros al mundo de la empresa, Susan Cain, en su libro 'Quiet' repasa muchos puntos que tienen que ver con la productividad y creatividad de personas y equipos.

Y quizá por mi interés personal en el asunto, y por el, en general acuerdo o al menos interés con las observaciones, no puedo dejar de desgranar en este blog algunos de sus apuntes.

Ya hemos hablado, y puesto en tela de juicio, asuntos como el brainstorming, las reuniones o los comités.

En este artículo, y en una línea parecida, nos centramos en la necesidad de reservar espacios para el trabajo individual como un medio para la productividad y la creatividad.

Cita la autora un estudio realizado entre 38.000 trabajadores de diferentes sectores, según el cual:

the simple act of being interrupted is one of the bigget barriers to productivity.

Parece que este resultado no nos sorprende, no a mi, al menos, aunque tal vez le prestemos más valor e importancia al verlo como resultado de un estudio en principio de carácter científico y riguroso.

En la misma línea, aunque quizá menos evidente, se desafía la idea de la capacidad para trabajar en varias cosas a la vez. No, los humanos no somos multitarea, no somos como los computadores:

Even multitasking, that prized feat of modern-day-office warriors, turns out to be a myth. Scientists now know that the brain is incapable of paying attention to two things at a time.

Parece, pues, que nuestro cerebro, nuestra capacidad humana, precisa poder dar continuidad a las tareas, concentrarse en ellas (y sólo en una de ellas) para poder lograr la máxima productividad y, no sólo productividad sino, quizá más interesante y atractivo aún, para lograr una mayor creatividad.

Unos párrafos más adelante remacha la idea ejemplificando con el publicista Alex Osborn (curiosamente, el creador del brainstorming), el siguiente aserto:

If personal space is vital to creativity so is freedom from 'peer pressure'

Concentración, ausencia de interrupciones, ausencia de presión de pares y colaboradores... No sólo suena atractivo, al menos para mi, sino que además, al parecer, garantiza creatividad y productividad.

¿Por qué no lo intentamos entonces?