lunes, 24 de septiembre de 2012

Realidades macroeconómicas 'for dummies': nuestra deuda pública y nuestro déficit público

En el primer artículo de esta recién iniciada seria de posts dedicados a una visión sencilla y asequible de las magnitudes macroeconómicas españolas, hablábamos de nuestro PIB.

Intentábamos asimilar el concepto, conocer magnitudes reales en el caso de España y resumir de una forma fácil de recordar lo más relevante.

Recuerdo las tres sencillas ideas con la que nos quedábamos:
  • El PIB es una medida de la producción de un país en un año
  • El PIB español es del orden del billón de euros.
  • Un punto del PIB son unos 10.000 millones de euros
También veíamos algo de su evolución...pero eso lo repasaremos en este artículo brevemente.

Vamos en esta ocasión a hablar de otras dos magnitudes que se acercan algo más a la comprensión de nuestra crisis: el déficit público y la deuda pública.

Según podemos leer en www.datosmacro.com (de donde, por cierto, he tomado la mayor parte de los datos de este artículo y el anterior)

La deuda pública de España es la suma de las deudas que tiene España, y puede expresarse como cuantía  o como porcentaje sobre el PIB. El Tesoro emite deuda que se clasifica según su plazo en:
  • Letras del Tesoro
  • Bonos del Estado
  • Obligaciones
No nos meteremos a entender (al menos no por el momento) las particularidades de cada tipo de deuda. Solo, lo más importante: la deuda pública mide la deuda de España (de su sector público, se entiende).

Veremos otro concepto: el déficit público. Acudiendo a la misma fuente vemos que el déficit es la diferencia entre ingresos y gastos del sector público que, en España, está compuesto por la Administración Central del Estado, las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos. Estrictamente hablando, sólo hay déficit si los gastos son superiores a los ingresos, pero tomaremos el concepto de déficit como la diferencia entre ingresos y gastos, sea ésta positiva (superávit) o negativa (déficit, propiamente dicho). El déficit también se puede medir en una magnitud económica (euros) o como porcentaje del PIB.

 Con todo esto, la cosa parece bastante clara: el valor económico de los productos y servicios que se producen en España, tanto en el sector público como en el privado, es nuestro PIB que mide, en cierto sentido, el 'tamaño de nuestra economía'. Si ahora nos centramos en el sector público, en la administración, las 'cuentas' de ésta, la diferencia entre ingresos y gastos es el déficit público. Cuando es necesario financiar la actividad del sector público, y este carece de suficientes fondos, emite deuda. El conjunto de la deuda de las administraciones es la deuda pública.

Bien, esto parece comprensible. Echemos ahora un vistazo a los datos de España.

El déficit público en España

En la siguiente figura vemos la evolución del déficit público en España en la última década, desde 2002 hasta 2011.



¿Que vemos?

Pues observamos que durante la década sólo en 3 años (2005, 2006 y 2007) ha existido un tímido superávit. Observamos también que en 2009 se disparó hasta alcanzar la nada despreciable cifra de unos (en números redondos) 120 mil millones de euros (117 mil, en realidad) y que en los dos años siguientes ha disminuido un poco pero manteniéndose en cifras comparables, que en 2011 fueron de algo más de 90 mil millones de euros.

Si lo miramos como porcentaje del PIB, el perfil no varía gran cosa:


Eso sí, nos facilita ser conscientes de que ese défici supone, en 2011, aproximandamente el 8,5% del PIB.

La deuda pública en España

Si hemos estado varios años gastando más en el sector público que lo que se ingresaba, hay que pensar que hubo que solicitar financiación y que, por tanto, se habrá emitido deuda. Veamos cómo ha evolucionado la deuda pública española en esa misma década, empezando por su valor monetario en miles de millores de euros.


Vemos que entre 2002 y 2007 se mantuvo en unos valores estables, en torno a 380 mil millones de euros. Sin embargo, en 2008, el año que parece ser maildito, inicia una escalada que continúa hasta 2011 donde termina en un valor de unos 730 mil millones de euros.

¿Cómo se relaciona eso con el valor del PIB? Pues como muestra la siguiente figura:


Entre 2002 y 2007, dado que la deuda se mantenía constante pero el PIB crecía (recordar el artículo anterior), en valor porcentual frente al PIB, la deuda respecto al PIB descendió hasta alcanzar su mejor momento el 2007 en que era algo más del 30% del PIB. Sin embargo, a partir del 2008 se comienza a estancar el crecimiento del PIB (e, incluso, retrocede) con lo que la deuda asciende en su valor comparado con el PIB hasta alcanzar en 2011 el valor de casi un 70% del PIB (un 68,5%, en realidad)

Evolución conjunta y normalizada de PIB, déficit público y deuda pública.

He querido observar en la misma escala temporal y en un valor comparable cómo nos ha ido en las tres magnitudes y para ello he hecho un proceso que me he permitido llamar 'normalizar'. Lo que esto significa es que tomo el primer valor de la serie temporal (es decir, el de 2002) como si fuera "1", y el resto de los valores en años sucesivos los tomo como múltiplos de esa cantidad inicial. Básicamente, eso permite saber en cuántas veces ha aumentado o disminuido una magnitud de las que estamos analizando en los diez años que contemplamos.

Quería ver las tres magnitudes, PIB, déficit público y deuda pública en una única gráfica...pero no es conveniente. Luego explico por qué.

Primero vemos la gráfica normalizada de PIB y deuda pública:


Vemos que, en efecto, el PIB crece desde 2002 hasta 2008, para descender suavemente en 2009 y 2010 e iniciar un tímido ascenso en 2011. A lo largo de esos diez años, en conjunto, el PIB español se ha multiplicado más o menos, por 1,5, es decir, ha crecido aproximadamente un 50%.

La deuda, por su parte, y como se comentaba antes, se mantuvo muy estable desde 2002 a 2007 para subir rápidamente desde 2008 hasta 2011. Observando la década en su conjunto, la deuda se ha multiplicado casi por dos, con el agravante de que este crecimiento se ha producido, en realidad, en los cuatro últimos años.

¿Y el déficir público? Pues la curva da un poco de miedo:


Durante los primeros años, 2002 a 2004 se mantiene bastante estable. 2005, 2006 y 2007 parecen ser buenos años en los que se produce superávit pero en 2008, el terrible 2008, el ascenso es espectacular. En 2009 se el déficit se multiplica ¡¡¡ unas 35 veces !!! respeto al de 2002. A partir de ahí parecen existir intentos, tímidos al menos en sus resultados, de cara a moderar ese déficit que, en 2011se queda en unos 90 mil millones de euros.

¿Entiende el lector por qué he tenido que superar la curva de evolución normalizada del défcit? Simplemente, su escala de crecimiento es muy, muy superior al del PIB y la deuda pública, así que poner las tres curvas en el mismo gráfico haría que por cuestiones de escala no apreciasemos bien lo que sucede en el PIB y la deuda.

A recordar

Quizá en este artículo haya introducido más datos que en el anterior, pero intentemos resumir lo más importante:
  • La deuda pública mide lo que debe todo el sector público español.
  • La deuda pública española se ha multiplicado por dos en los últimos 4 años
  • La deuda pública española en 2011 eran unos 700 mil millones de euros, que suponen casi un 70% del PIB
  • El déficit públcio mide la diferencia entre ingresos y gastos del sector público.
  • El déficit público se ha multiplicado por más de 25 en los últimos 4 años
  • En 2011 el déficit público fue de unos 90 mil millones de euros, que supone un 8,5% del PIB
Artículos de este blog relacionados