miércoles, 4 de julio de 2012

La opción de separar analítica y community management

Es un dilema, a la hora de formar equipos y asignar funciones, dedidir si intentar asignar responsabilidades amplias, y conseguir visiones holísticas y abarcadoras, colaboradores 'empoderados' y 'de amplio espectro', o bien si separar funciones para, tal vez, evitar conflictos de intereses, tal vez para concentrar competencias, conocimientos  y habilidades o bien, simplemente, para mantener el foco de cada persona o cada grupo.

Si nos centramos en el caso de equipos gestores de un programa de social media, Olivier Blanchard, en su libro 'El retorno de la inversión en Social Media', nos aconseja, sin dudarlo, separar dos funciones fundamentales:
  • community managers: es decir, los individuos que establecen la relación directa con los clientes, que mantienen viva la comunidad y que se orientan a la relación.
  • grupos de analítica: encargados de recopilar datos, generar indicadores e informes, medir KPIs, y entender las realidades y tendencias subyacentes.
Se hace bastante evidente que, en general, las habilidades tanto técnicas como sociales, incluso las motivaciones e intereses de uno y otro grupo, pueden ser muy diferentes. Parece como la trasposición al mundo del social media de los dos famosos hemisferios cerebrales: racional por un lado y emocional/intuitivo por otro.

Olivier Blanchard lo argumenta, fundamentalmente, por una problemática de foco, de dedicación y nos dice:

"En términos de perspectiva, conviene señalar que, si un individuo se centra en relaciones con el público o creación de contenido, pedirle que también realice el análisis le distraería, incluso podría provocar que no pudiera realizar su función principal. Un community manager, por ejemplo, debe centrarse en construir equidad social, producir contenido y moderar discusiones, no en analizar el valor de cada interacción.Si su enfoque se desvía al análisis, aunque sea parcialmente, puede que ya no sea efectivo en su papel principal."

Y remacha:
"normalmente lo mejor es dejar que los individuos sociales del grupo continuen siendo sociales y los individuos más centrados en los datos se encarguen de los números del programa."

Es opinable, pèro desde luego, parece un razonamiento, como mínimo, a tener en cuenta.