miércoles, 30 de mayo de 2012

Lo bueno de no preocuparse por la historia

"Lo bueno de no preocuparse por la historia"

Así reza un epígrafe del libro 'Analítica Web 2.0' de Avinash Kaushik y contiene una lección que, como ya hemos visto en más de una ocación comentando este mismo libro, partiendo del ámbito de la analítica web resulta, sin embargo, sabia y aplicable en otros entornos de la gestión.

Originalmente hace mención a la inutilidad de almacenar datos sobre clickstream y similares para hacer analítica web con muchos meses de perspectiva. Defiende el autor la relativa inutilidad de esta forma de actuar. Puesto que la web y el mercado digital evolucionan tan rápidamente, datos con una larga historia (y en este contexto, muchos meses ya son una larga historia) pueden no arrojar luz, pueden no ser relevantes.

Además, defiende el autor las ventajas de no preocuparse por la historia. Olvidarse de la historia permite no sentirse atado al pasado, hace centrarse en el presente y futuro, proporciona mayor libertad para romper con sistemas, datos y herramientas heredados y, finalmente, proporciona agilidad y la capacidad de moverse con mayor rapidez.

¿A que este último párrafo, leído por separado y de forma independiente, parece hablarnos de mucho más que analítica web? ¿A que nos trae reminiscencias de gestión ágil, de innovación, de valentía, de asumir riesgos? 

¿A que suena sensato o, al menos, e inspirador?