miércoles, 16 de mayo de 2012

La propuesta de Avinash Kaushik para KPIs y Cuadros de Mando

En el artículo anterior, 'El error del exceso de KPIs sin interpretación ni contexto', tras expresar alguna crítica acerca de la forma en que se suelen presentar KPIs y Cuadros de Mando, una forma en que abundan los indicadores pero existe poco contexto y poco soporte a la decisión, anunciábamos que en el siguiente artículo comentaríamos la propuesta de Avinash Kaushik para expresar indicadores y cuadros de mando. Y este es el artículo prometido.

En el libro 'Analítica Web 2.0', Avinash Kaushik nos propone, en un primer paso, un modelo de KPI que es el que se muestra en la siguiente figura:


Tras una cabecera en que se muestra por un lado el 'propietario de la métrica' (el responsable funcional del área medida) y el 'propietario de los datos' (el responsable de la medición y análisis), cada KPI tiene cuatro partes:
  • Gráfico con escala numérica: en que se muestra el valor de la métrica, incluyendo su evolución y, eventualmente, una comparativa, por ejemplo, con el año anterior.
  • Claves y tendencias: en que se proporcionan brevemente las conclusiones y tendencias que con esos datos y un cierto análisis se detectan.
  • Impacto en la compañía: una líneas indicando el impacto que en la compañía tienen los actuales datos y tendencias.
  • Acciones: una propuesta de acciones a llevar a cabo basado en lo anterior.
Esta forma de presentar los datos ofrece contexto, puesto que se ve la evolución del KPI y se acompaña de un análisis de situación y tendencias. Por otro lado facilita la decisión, puesto que se explicita el impacto en la compañía y se proponen actuaciones.

Sin embargo, Kaushik va más allá y propone, una vez que el cuadro de mando y, sobre todo, el equipo de análisis, se han ganado la confianza de los directivos, dar un paso adicional y comprimir aún más el cuadro de mando. El nuevo esquema que se propugna es el que se recoge en la siguiente figura:


Ahora se agrupan las métricas y, por cada una, se proporciona, únicamente, lo siguiente:
  • La métrica en sí misma
  • Las acciones recomendadas
  • El resultado esperado con esas acciones
A esto se une, en la esquina superior derecha, un código semafórico que proporciona un impacto visual de la situación (un código que ya aparece en la versión anterior)..

Una propuesta, sin duda muy ejecutiva, pero que también precisa de una enorme confianza del directivo en el equipo de análisis y en su capacidad de proponer, aisladamente, o en colaboración con responsables funcionales, los mejores cursos de actuación.

No conviene olvidar que Kaushik se mueve en el mundo de la analítica web, donde, probablemente, los analistas tienen mas capacidad para entender los fenómenos y ofrecer soluciones pero, aún así, parecen unas lecciones y propuestas interesantes y exportables en buena medida a otros muchos indicadores y cuadros de mando más allá de la analítica web. Unas propuestas que pueden conducir a cuadros de mando más claros, más explicativos y más ejecutivos.