viernes, 8 de abril de 2011

Memory as a Service o la aplicación de los conceptos cloud a procesos cognitivos

El cloud computing permite trasladar a la nube, a la red, recursos computacionales, ya sean infraestructuras (IaaS), plataformas (PaaS) o aplicaciones (SaaS) y muchas otras variantes de computación como servicio.

Se trata de una forma de outsourcing, de externalización, pero desde un punto de vista técnico y centrado en recursos de TI, ya sean hardware o software, físicos o virtuales.

Esa externalización de recursos de computación permite almacenar datos y capacidad de procesamiento en la red y que sean gestionados fuera de los límites de la empresa o particular. Ello conlleva unas ventajas que salen fuera de la intención de este artículo.

Pero, ¿qué pasaría si, a modo de pirueta mental, extendiésemos este modelo desde un punto de vista personal y cognitivo? ¿Qué pasaría si lo que externalizásemos a la red fuesen nuestros propios conocimientos o, más bien, nuestra propia información personal y una parte muy especial de la misma constituida por nuestra memoria?

Este quizá audaz concepto es lo que me inspiran algunos párrafos de la obra 'Superficiales' de Nicholas Carr. Sugiere el autor que el generalizado uso de Internet, la facilidad para acceder a la información de la nube, influye en nuestros cerebros y,entre otros aspectos, en nuestra memoria, una memoria que se hace progresivamente innecesaria en la medida que toda la información se encuentra en la red y es accesible fácilmente mediante filtros del tipo de buscadores.

Así lo expresa Carr:

"En lugar de memorizar la información la almacenamos digitalmente y sólo es preciso recordar que la hemos almacenado. A medida que la Red nos enseña a pensar como ella, vamos a terminar con más bien pocos conocimientos en nuestra propia cabeza"

En cierto sentido, se nos ofrece una Memoria como Servicio (MaaS) sólo con que sepamos cómo acceder a la información, a la memoria en realidad, almacenada en la red:

"nuestra memoria debería adaptarse a funcionar como un simple índice que nos señale los lugares de la web donde se puede localizar la información que necesitamos en el momento en que se necesite."


Por supuesto, la asimilación al cloud computing y a los conceptos XaaS tiene un algo de metafórico y exagerado. Sin embargo, es un interesante a la par que inquietante paralelismo.

¿Será que con Internet la memoria, nuestra memoria personal, ha dejado de pertenecer a nuestro 'core business' como personas y como seres humanos?