lunes, 11 de abril de 2011

Fundamentos del pensamiento 'lean'

En un afán por encontrar fuentes de inspiración acerca de cómo orientar de una forma razonablemente científica la búsqueda de la eficiencia operativa, y para satisfacer al tiempo una curiosidad que arrastraba desde hace ya más de un año, he comenzado a adentrarme en el terreno del 'Lean Management', una filosofía de gestión ya ampliamente probada y documentada y que se orienta a la eliminación del desperdicio ('muda' según el vocablo japonés) en los procesos productivos y, en concreto, los siete tipos de desperdicio que esta metodología identifica, a saber, sobreproducción, tiempo de espera, transporte, exceso de procesado, inventario, movimiento y defectos. Y para ello he acudido a algunas de sus figuras más representativas como son James P. Womack y Daniel T. Jones y a una de sus obras claves: 'Lean Thinking'.

Antes de profundizar en futuros artículos en aspectos concretos que me han llamado la atención, quisiera apuntar brevemente, a modo de introducción, recordatorio y referencia, lo que son los cinco principios que definen el pensamiento 'lean'. Son estos,
  • Especificar con precisión el concepto de valor para cada producto específico
  • Identificar el flujo de valor para cada producto
  • Hacer que el valor fluya sin interrupciones.
  • Dejar que el consumidor atraiga hacia sí (pull) el valor procedente del fabricante
  • Perseguir la perfección.
El 'Lean Management' o más concretamente, el 'Lean manufacturing' término que he visto traducido como 'fabricación esbelta', entronca con técnicas que son ya casi clásicas en los movimientos de la eficiencia y la calidad creados o inspirados por la industria japonesa. Así, la orientación al proceso y la búsqueda de la perfección,  entroncan con el movimiento de Gestión de la Calidad Total (TQM Total Quality Management) mientras que el flujo de valor y, sobre todo, el concepto de pull, remiten al JIT (Just In Time).

Lo que hecho en falta en los hallazgos que hasta ahora han venido a mi, es una visión no sólo de la fabricación, sino también del mundo de la operación de servicios. Sin embargo, los principios 'lean' expuestos más arriba parecen suficientemente generales como para que puedan ser útiles tambien en ese campo.

De momento consignamos los principios. Ya habrá ocasión para más comentarios.