lunes, 11 de junio de 2018

Recordar para avanzar en transformación digital: qué es un proceso de negocio y qué Business Process Management


El interés en los procesos de negocio viene de atrás. Ya desde los años ochenta/noventa, diversas disciplinas y tendencias como la Reingeniería o la Calidad Total, seguidos por Lean Management o Six Sigma, pusieron su foco en este concepto de proceso de negocio en su gestión, y su mejora.

El fuerte desarrollo de la tecnología digital, la apertura de todas las posibilidades que a ella se asocian, hace que la mejora de los procesos de negocio se convierta en una área muy interesante e importante de la transformación digital y que convenga recordar técnicas y metodologías que nunca murieron pero que ahora despiertan con fuerza.

Y, para empezar, probablemente convenga saber de qué estamos hablando, saber contestar a la pregunta de qué es un proceso de negocio.

Acudimos para ello al libro 'Fundamentals of Business Process Management' de Marlon Dumas, Marcello La Rosa, Jan Mendling y Hajo A. Reijers y nos encontramos con esta definición:

We define a business process as a collection of inter-related events, activities and decision points, that involve a number of actors and objects and that collectively lead to an outcome that is of value to at least one customer.

La definición nos transmite la idea de una serie de tareas que coordinadas producen un valor. Pero creo que, en un nivel algo mayor de análisis, en esta muy certera definición. debemos prestar atención a cuatro elementos:

  • Las tareas, lo que se hace que, fundamentalmente son actividades pero donde también conviene incluir otras alternativas como son los eventos (acontecimientos externos) y los puntos de decisión.

  • A continuación es importante el quién lo hace y en este caso estaríamos hablando de los actores y objetos, que normalmente serán personas o sistemas.

  • Que esas tareas realizadas por actores están coordinadas (en la definición esa idea se concentra en la palabra 'collectively')

  • Y que el proceso produce un resultado (outcome) de valor para alguien, normalmente un cliente.
Alrededor de esta idea nuclear de proceso de negocio ha surgido una disciplina que se encarga de la gestión extremo a extremo del ciclo de vida de los procesos de negocio. Esa disciplina es el BPM o Business Process Management. Así nos la definen los mismos autores:

We define BPM as a body of methods, techniques and tools to discover, analyze, redesign, execute and monitor business processes.

Es decir, la gestión del cilo de vida de los procesos de negocio. En cierto sentido, podemos decir que los procesos de negocio son el objeto de gestión y BPM la disciplina de gestión propiamente dicha.

Sentadas las bases, en próximos artículos avanzaremos algo más. Y es necesario ese avance porque los procesos de negocio, aunque como concepto no sea nuevo, como elemento de transformación, de eficiencia, de experiencia de cliente, siguen siendo fundamentales, puede que lo sean más que nunca, para una efectiva aplicación de la transformación digital.