miércoles, 4 de octubre de 2017

¿El eslabón fuerte de la cadena?


Me encuentro estos días leyendo sobre continuidad de negocio, es decir, la gestión de riesgos y amenazas y la preparación de planes para minimizar el impacto en el negocio en caso de que dichas amenazas se conviertan en realidad.

En concreto, ahora mismo me encuentro leyendo 'A manager's guide to ISO 22301' de Tony Drewitt.

Se trata ésta dela continuidad de negocio, de una materia muy metodológica y, en general, se centra en hablar de recursos como sistemas de información, comunicaciones, datos o edificios.

Hay un momento, sin embargo, en que el libro habla de las personas y dice:

the people resource is generally thought to be more resilient than the rest.

Es decir, las personas son la parte más resistente (resiliente en realidad) de todo el sistema, lo que parece poder resistir mejor un desastre.

Parece inspirador y acorde con nuestra percepción. Al fin y al cabo, las personas tienen alta capacidad de adaptación, de improvisación e incluso de sufrimiento. Lo cual parece perfecto ante riesgos y desastres.

Sin embargo, hay un lado menos bonito. En realidad el razonamiento que acompaña esta frase es mucho más práctico, más materialista y nada inspirador. Dice:

because many organizations have a number of people, compared with having one building, or one IT room, or one factory...

Y continúa con la frase que veíamos más arriba. Es decir, lo que ocurre es que hay abundancia de personas frente a recursos escasos como son una fábrica, un edificio o un centro de datos.

¿Nos hemos convertido en un mero número? ¿Es la abundancia de personas lo que las hace realmente resistentes como recursos?

No del todo. No nos desanimemos. Justo a continuación nos dice:

The strategic options for replacing people are, in reality, extremely limited, except in some cases where agency staff could be used.

Descansamos. Las personas no son un recurso fácil de sustituir.

Quizá sea un problema para la continuidad de negocio...pero una dosis de autoestima para nosotros, los profesionales, las personas...