miércoles, 12 de julio de 2017

Las influencias de DevOps: Lean y Agile.


Cuando hablamos de música, de literatura, de artistas, muchas veces los eruditos o los propios artistas disertan sobre sus influencias, sobre aquellos otros personajes que han marcado y moldeado de alguna forma, su manera de interpretar el arte.

No se trata de arte (¿o tal vez si?) pero en metodologías y técnicas de gestión también se producen influencias, una suerte de polinización cruzada entre ámbitos de gestión, sectores y gurús que hacen nacer cosas nuevas a partir de hallazgos anteriores.

Un caso que podría ser claro al respecto es DevOps, una forma de gestión de la TI que nace integrando enseñanzas de oras disciplinas y ámbitos más o menos cercanos  que busca la agilidad y la calidad integrando el mundo del desarrollo y la operación TI..

Me encuentro inmerso en la lectura de 'The DevOps Handbook', escrito por Gene Kim, Jez Humble, Patrick Debois y John Wilis y en sus primeros pasos nos hablan de alguna de esas influencias.

La primera es Lean Manamegement, una filosofía de gestión nacida en Toyota en su famoso TPS (Toyota Production System) cuya obsesión es la eliminación de los desperdicios ('muda') es decir, de todo aquello que no aporta valor, mediante una revisión y vigilancia continua del proceso.

Así no explican los autores esta influencia:

DevOps is the result of applying Lean principles to the technology value stream

Y también:

DevOps is the outcome of applying the most trusted principles from the domain of physical manufacturing and leadership to the IT value stream.


La otra influencia viene ya del propio mundo del TI y se trata de Agile, esa filosofía de gestión de proyectos software que busca los desarrollos rápidos e incrementales con alta participación del cliente/usuario:

many also view DevOps as the logical continuation of the Agile software journey that began in 2001.

No es extraña la convergencia de ambas influencias. Al fin y al cabo, una de las metodologías Agile es precisamente Lean y otra es Kanban, con la misma ascendencia de las técnicas japonesas de mejora continua y calidad total.

No es extraña tampoco esa convergencia si se tiene en cuenta que DevOps intenta aunar los esfuerzos de desarrollo (más anclados en técnicas de dirección de proyectos, como Agile) con la operación (lo que ofrece más cercanía con filosofías tipo Lean)

Y, al final, ¿que se obtiene de todo esto? Pues el objetivo no está falto de ambición. Así nos lo explican los autores:

Lean principles focus on how to create value for customer through systems thinking by creating constancy of purpose, embrace scientific thinking, creating flow and pull (versus push), assuring quality at the source, leading with humility, and respecting every individual.

Valor, pensamiento científico, propósito, flujo, calidad, liderazgo y respeto. Casi nada al aparato.

En siguientes artículos veremos algunos aspectos de cómo DevOps se articula para intentar conseguir tan exigentes expectativas.