lunes, 9 de septiembre de 2013

Redescubrir la ingeniería

Presenta en España el desarrollo profesional de los ingenieros una cierta paradoja: a medida que progresan en su carrera profesional se alejan de la ingeniería propiamente dicha.

Esta afirmación, como casi toda afirmación categórica, es discutible y nunca completamente cierta.

Sin embargo, creo que no me costaría alcanzar el acuerdo de gran parte de los colegas de profesión, en la observación de que el desarrollo profesional de los ingenieros tradicionalmente se ha orientado a una asunción relativamente rápida de responsabilidades de mando y gestión, o bien al desempeño de tareas de naturaleza comercial o integración en otras funciones empresariales alejadas de la tecnología y la ingeniería propiamente dichas.

Es paradójico. No valoro si bueno o malo, pero sí paradójico.

He vivido en mis carnes cómo el ejercicio de la profesión (sí, soy ingeniero) me ha alejado mucho, no ya sólo de las materias que estudié en la carrera, sino también de los detalles técnicos de muchos de los campos que me interesaban, y me interesan, y en algunos de los cuales he tenido la oportunidad de trabajar: la electrónica, las telecomunicaciones, la robótica, la automatización, la tecnología software, la arquitectura de computadores y sistemas, etc

En el otro lado de la balanza, he aprendido, o he tenido oportunidad de ejercer, funciones en otros campos que debo reconocer también me resultan muy interesantes: estrategia, marketing, comunicación... Y he pasado, con el tiempo, de aportar mi trabajo directo a gestionar equipos que realizan esos trabajos, y que 'tocan' la tecnología con una cercanía que a mi me está parcialmente vedada.

Ni bueno, ni malo...pero un hecho.

Sin embargo, la lectura y el estudio a todos nos están abiertos.

Últimamente, y bien es cierto que como complemento a mi actividad profesional directa, he retomado la lectura de algunas materias que tenía un tanto alejadas de mis actividades de auto-formación continua, muy especialmente en materia de redes y telecomunicaciones.

Es muy posible que, fruto de esas lecturas, publique en este blog algunos posts de naturaleza menos reflexiva o valorativa y más informativa, sobre algunos aspectos relevantes de la tecnología actual, especialmente en materia de telecomunicaciones. El SDN, las redes de fibra óptica o el LTE son materias candidatas a ello.

Y, aunque la verdadera tecnología e ingeniería hay que reconocer que son difíciles, complejas, y exigen un cierto esfuerzo, lo cierto es que también presentan un innegable atractivo, una suerte de belleza que a aquellos que no amen la tecnología les resultará, seguramente, difícil de entender.


Y a la luz de esta experiencia, no puedo menos que aconsejar, a todo aquel ingeniero que alguna vez haya tenido esa vocación técnica pero que ahora se encuentre alejado de ella que haga esfuerzos por volver a entrar en contacto: que lea libros o revistas, que participe en comunidades de software libre o hardware libre, que consulte blogs, que haga bricolaje tecnológico en casa...lo que sea... pero que no se aleje del todo de sus raíces profesionales, que re-descubra la ingeniería y la tecnología.

Creo que valdrá la pena.