miércoles, 23 de febrero de 2011

Estrategias para reinventar la proposición de valor del periodismo en la era digital

Si en el artículo anterior resumíamos algunas ideas wikinómicas para el sector financiero, en el artículo actual recogemos cuatro estrategias que, Don Tapscott y Anthony D. Williams, nos proponen en su libro 'Macrowikinomics' como medio para redefinir la proposición de valor de un periodismo en crisis profunda tras la generalización de Internet y de la Web 2.0.

Estas son las cuatro estrategias que nos proponen los autores:

Escuchar a la juventud
A pesar de que la juventud no parece un colectivo muy aficionado a las noticias, al menos en sus formatos más tradicionales, ella es la que marca las tendencias, la nueva cultura de las noticias y la información. Ignorar los gustos de este público es ignorar el futuro y retrasar lo inevitable.

Crear una oferta diferente. Las noticias 'commodity' no crean audiencia
Quizá ésta sea la estrategia más evidente. En un mundo de sobreinformación es preciso aportar diferenciación, ofrecer una forma diferente de contar las noticias o un nicho de interés.

Desarrollar ricas experiencias multimedia para los nuevos dispositivos y plataformas digitales
Se trata de aprovechar al máximo los nuevos formatos que la tecnología digital nos ofrece: uso de audio, vídeo, etc. Algunos terminales, típicamente los tablets, y en especial, el iPad, ofrecen grandes posibilidades para un contenido muy atractivo en cuento a su formato , presentación y, en general, experiencia de usuario.

Abordar la innovación colaborativa
Una estrategia muy "wiki": se trata de abrir los contenidos, crear una plataforma para la colaboración y las aportaciones externas como, por ejemplo, fotos, vídeos, comentarios, etc.

Probablemente sea el sector de las noticias y la actualidad uno de los más afectados por la generalización de Internet, la Web 2.0 y los medios sociales. Pero quizá sea un sector que, a pesar de ello, tiene grandes posibilidades de evolución si, eso si, sabe reinventarse a sí mismo.

¿Son las estrategias que proponen Tapscott y Williams la salvación?

Es difícil estar seguros, pero sí que parecen tener sentido y basarse no en meras predicciones arriesgadas sino en lo que se puede observar hoy día.

El tiempo dirá.