miércoles, 16 de marzo de 2016

Los tres componentes de la educación y el aprendizaje

De una forma un poco accidental, aunque creo que afortunada, me he encontrado leyendo e investigando someramente acerca de la educación, especialmente empleando medios tecnológicos como los MOOC.

Y en esa llamemosla investigación me he encontrado con una idea que considero interesante: los tres componentes de la educación.

Me encuentro esta idea al leer ''Flipped learning' de Jonathan Bergman y Aaron Sams.

En las primeras páginas mencionan una conversación (en Twitter!) en la que intervenía Kwame M. Brown un profesor de psicología de la Hampton University en Virginia.

Este profesor, distinguía tres componentes de la educación:

  • Contenido: es decir, el programa y los materiales que se estudian, libros, apuntes, presentaciones y que han constituido un poco el foco de la enseñanza tradicional: los contenidos y su transmisión por parte del profesor.

  • Curiosidad: que es una actitud fundamentalmente del alumno y que le impulsa a saber, a aprender y a interesarse, ojalá, por los contenidos.

  • Relación: es decir, la interacción profesor-alumno que puede servir para explicar en más detalle, aclarar dudas, motivar,

Se me ocurre que de los tres componentes, el primero, el contenido, es fundamentalmente responsabilidad del profesor (y/o la institución educativa), la actitud, aunque debe ser promovida por el profesor es, esencialmente, una cualidad del alumno, mientras que a relación es cosa de ambos aunque quizá caiga más el peso de su promoción y cuidado en el profesor.

También parece que en la enseñanza tradicional, el foco era el contenido, la curiosidad se sobreentendía o esperaba y la relación... bueno, existía pero tendía a la unidireccionalidad y quizá no recibía tanta importancia.

Los métodos más modernos, entiendo, ponen algo menos de foco en los contenidos (sin despreciarlos en absoluto), ya que el alumno puede obtenerlos por Internet o investigarlos de mil maneras. A cambio, se intenta, creo, fomentar más la curiosidad y el trabajo individual o en grupo y también se fomenta más la relación profesor-alumno y con un carácter más igualitario y bidireccional.

No estoy completamente seguro de que así sea, pero esa es mi impresión, al menos como tendencia.

En cualquier caso, me parece interesante el considerar esas tres dimensiones de la educación y el aprendizaje, e intentar buscar la excelencia en todas ellas.