miércoles, 11 de enero de 2012

Las virtudes del dibujo

Dibujar es importante.

Dibujar es algo más que un arte o un pasatiempo. Dibujar es algo así como un catalizador cognitivo, un potenciador de algunas de nuestras actividades mentales más interesantes.




COMUNICACIÓN: Los dibujos son una potente arma de comunicación y de trasmisión de ideas. Ayudan a conceptualizar, a simplificar, a favorecer la comprensión y a captar la atención. Un poco en esa línea se expresan Mikael Krogerus y Roman Tshäppeler, al final de su libro 'El pequeño libro de las grandes decisiones', quienes nos aconsejan dibujar y nos proponen tres ventajas de dibujar cuando estamos comunicando en público:
  • Redobla la atención que recibimos al sumar audición y visión
  • Concentran la atención que ya no se dirige al ponente sino al dibujo, a la expresión de la idea.
  • Favorecen el recuerdo ya que los dibujos se asocian a sentimientos y lugares
PENSAMIENTO: El dibujo ayuda a pensar. Al igual que sucede con la escritura, pero quizá de forma más potente, los dibujos nos ayudan a pensar porque descargan de ideas y esbozos a nuestro cerebro, liberándolo para nuevos pensamientos. Además, permiten trabajar sobre los esquemas y bocetos, analizarlos y completarlos, observar virtudes o incoherencias. Tanto dibujo como escritura, al descargar el cerebro y al tangibilizar las ideas de otro modo balbuceantes y evanescentes, nos ayudan a concretar, elaborar...y seguir pensando sobre lo ya pensado.

CREATIVIDAD: Probablemente como corolario de lo anterior, el dibujo favorece la creatividad. Al potenciar el pensamiento y, sobre todo, al permitir plasmar ideas tentativas, esbozos, posibilidades, de forma muy rápida, comprensible pero muy rica en significado, nos permite recoger gran cantidad de ideas, elaborarlas, compararlas, analizarlas. Una herramienta de la creatividad es la generación de alternativas. El dibujo facilita esa generación rápido de 'pilotos' conceptuales, de posibilidades en construcción. En esta línea, puede consultarse el sexto punto de los 8 mantras de la innovación de IDEO que recoge en su blog, Javier Megías.

Así que, ya se ve: dibujemos.

Dibujemos cuando estemos comunicando, dibujemos cuando estemos pensando, dibujemos cuando estemos creando...