jueves, 22 de abril de 2010

La ley de Grove o el inexorable triunfo de la tecnología

Tras hacerme descubrir la tercera ley de Clarke, Enrique Dans me muestra, ahora, otra interesante, inspiradora y quizá algo exagerada ley de la tecnología. En este caso, se trata de la ley de Grove, enunciada por Andy Grove, uno de los fundadores de Intel:

"La tecnología siempre gana. Puedes retrasar la tecnología mediante interferencias legales, pero siempre fluye alrededor de las interferencias legales".

Probablemente se trate de nuevo de una exageración y, además, parece referirse exclusivamente a la imposibilidad de parar una tecnología meramente mediante trabas de tipo jurídico. Sin duda, un debate muy actual a tenor de toda la polémica en torno a los derechos de autor o la neutralidad de la red (dos temas muy del gusto del profesor Dans).

En el fondo, quizá no refleja más que lo que ya nos hace enseña el mucho más castizo dicho de que "no se pueden poner puertas al mar". Si una tecnología es útil, atractiva, eficiente y económicamente viable, difícilmente se podrá detener de forma indefinida mediante artificios legales. Quizá esa misma ley aplicaría no solo a la tecnología, sino a cualquier avance económico, cultural, social...

A lo mejor, más que una reflexión sobre la tecnología, nos puede llevar a una reflexión sobre el papel de la legalidad.