lunes, 12 de junio de 2017

Una definición de realidad aumentada

 
La realidad aumentada es una tecnología, en realidad un conjunto coordinado de tecnologías, o mejor aún, un tipo de soluciones o aplicaciones, que se encuentran en crecimiento y que, aunque sin gozar de la propaganda asociada a otras tecnologías o soluciones como puedan ser Big Data o Inteligencia Artificial, sí parece situarse entre los elementos tecnológicos emergentes o crecientes y que nos puden conducir a disrupciones y transformaciones.

Voy a tratar la realidad aumentada en varios posts próximamente pero, quizá por ello, conviene pararse antes a disponer de una definición.

En su libro 'Understanding augmented reality', Alan B. Craig nos ofrece la siguiente:

A medium in which digital information is overlaid on the physical world that is in both spatial and temporal registration with the phisycal world and that is interactive in real time.

Hay algunos elementos que creo dentro de la definición a destacar o comentar.

En primer lugar, el autor habla de un medio (medium) e insiste mucho en este aspecto. La palabra elegida resulta algo extraña pero creo que en esencia, lo que nos quiere decir es que no se trata de una tecnología concreta sino de que hay muchas tecnologías implicadas y que pueden evolucionar sin que deje de ser realidad aumentada. 

Por supuesto, es esencial destacar que el hecho de que información digital se superpone al mundo físico, eso es la esencia de la realidad aumentada, pero me interesa mucho el aspecto que, con un término de nuevo algo extraño, el autor denomina como in registration. Intentando explicarlo, creo que en castellano puede ser mejor término el decir que está sincronizado. Tampoco es que el termino sincronizado sea del todo exacto pero la idea no es difícil de entender: en realidad aumentada, la información o realidades digitales, se deben encontrar plenamente integradas en el mundo físico, como si formasen parte de él. Si tenemos un jarrón digital encima de una mesa (ejemplo que propone el propio Craig), debe aparecer como justamente encima, apoyado, no flotando. Si se mueve la mesa, se debe mover el jarrón con ella. Eso sería el registro o sincronización espacial. La sincronización temporal es la misma idea pero aplicada al devenir temporal: si el jarrón se mueve con la mesa debe ser de forma simultánea, no después, es decir, debe comportarse como haría un jarrón físico.

El último punto de la definición, interesante porque se suele dar por entendido pero no se suele explicitar, es la interactividad, la capacidad del usuario para interactuar con la parte digital de esa realidad aumentada.

Creo que la definición que propone Alain B. Craig tiene la virtud de recoger, en una frase bastante corta, todos los significados y matices de la realidad aumentada. Así que es un buen comienzo.