lunes, 26 de junio de 2017

Sensores para realidad aumentada


Ya comentábamos en el post anterior que Alan B. Craig es muy ordenado en su libro 'Understanding augmented reality'. En efecto, tiende a clasificar y enumerar todas las posibilidades dentro de las tecnologías o soluciones que componen la realidad aumentada.

Y eso nos viene muy bien para poner en orden nuestras propias ideas. Si en el artículo anterior veíamos los tres componentes básicos, sensores, procesador y monitor, vamos ahora, siguiendo el camino que nos traza el autor, a repasar los primeros, los sensores.

¿Qué sensores se utilizan, pues, en realidad aumentada?

Pues esta es la clasificación que nos propone Craig:
  • Sensores usados para trazado (tracking): se encargan de conocer la posición del mundo real, de los usuarios y cualquier dispositivo de la solución. De esta forma se puede conseguir esa sincronización o registro entre mundo real y virtual que comentamos al dar la definición de realidad aumentada. A su vez, estos sensores los clasifica en:

    • Cámara (visión por ordenador): quizá una de las tecnologías más importantes. Craig, sin embargo, más que explicar la tecnología alrededor de la visión por computador en lo que se centra es en los 'fiducial markers', es decir, marcas en el entorno que permiten al sistema de visión y a la solución en su conjunto, no sólo observar lo que existe y su movimiento sino también situarlo espacialmente.

    • Posicionamiento (GPS): una tecnología no muy específica de la realidad aumentada pero que también sirve en ocasiones para el posicionamiento espacial grosero.

    • Giróscopos, acelerómetros, brújulas y otros: otro tipo de sensores que permiten apreciar la orientación (giróscopos), dirección (brújulas) y aceleración (acelerómetros). Muchos de estos sensores vienen ya incorporados, por ejemplo, en móviles y tablets.

  • Sensores para recoger información del ambiente: el tipo de información que recogen puede incluir humedad, temperatura y otra información atmosférica. Otro tipo de informaciones posibles son, por ejemplo, el pH, tensión eléctrica, radiofrecuencia, etc

  • Sensores para recoger entradas del usuario: en este apartado se incluyen dispositivos bastante comunes como botones, pantallas táctiles, teclados, etc.

Se trata, como vemos, de una clasificación sencilla, fácil de entender y recordar, y que nos da una idea de que se juntan desde sensores muy, muy comunes como los teclados o el GPS) con otros más especializados (como, por ejemplo, la visión por computador).

Con esto hemos repasado rápidamente la tipología de sensores utilizados en realidad aumentada.

Aprovechándonos del rigor y orden de Alain B. Craig, veremos también algo, en futuros artículos,  sobre los otros elementos de las soluciones de realidad aumentada.