lunes, 17 de abril de 2017

Siete formas de finalizar una charla



El final de una charla es un momento muy importante, tanto o más que el principio.

El final es lo que redondea y remata la charla, es lo que más fácilmente permanece en la memoria y es, por tanto, el lugar adecuado para generar un impacto, para llevar a cabo algo memorable o para hacer un llamamiento a la acción.

En su libro 'TED Talks. The official TED guide to public speaking', Chris Anderson nos ofrece siete formas adecuadas de rematar una charla. El material es tan bueno que recomiendo leerlo directamente pero, como resumen, ofrezco las ideas principales:

  • Apertura de plano ('camera pull-back'): Consiste en mostrar las implicaciones, en un sentido amplio, del tema comentado, ir más allá de lo que había sido el objeto principal de la charla. Es, en lenguaje cinematográfico, como abrir el plano y ver mucho más.

  • Llamada a la acción: quizá es de los finales más típicos y faciles de entender y ejecutar. Simplemente, se trata de animar o directamente solicitar a la audiencia que haga algo concreto, como consecuencia de los expuesto en la charla.

  • Compromiso personal: Consiste en que el conferenciante asuma en primera persona un compromiso sorprendente, de grandes proporciones y que por ello impresione a la audiencia y haga más creíble el mensaje.

  • Visión y valores: es decir, trasformar el objeto de la charla en una visión inspiradora de lo que se puede conseguir

  • Compendio gratificante ('Satisfying encapsulation'): consiste en reformular de una forma original y esmerada lo que hasta ese punto se había estado diciendo.

  • Simetría narrativa: enlazar el final de la charla con el principio, una especie de 'cerrar el círculo'.

  • Inspiración lírica: Uso de lenguaje poético.

Todas son excelentes formas de terminar una charla. Personalmente tengo debilidad por la simetría narrativa y es la técnica que he utilizado (sin saber el nombre) en mis charlas más importantes hasta la fecha.

En cualquier caso, se utilice la técnica que se utilice, es muy importante haber trabajado muy bien el final, para asegurar el impacto deseado en la audiencia.